www.chipiona.net

tu punto de encuentro

Concurso de Carteles Carnaval 2018

Área del Fiestas

"El Blog del Cronista"                     El blog de Juan Luis

Área Educación Vial

Cautivo de Chipiona

Área del Cultura

Chipiona Digital TV

Asociación de discapacitados

Logo-ADISTel. 622 492 369
E-mail. adischipiona@hotmail.com 

RSS Chipi.net

Gallery View

Costa Ballena.com

  • La Leyenda

    La Leyenda Se cuenta que hace mucho tiempo, cuando los animales hablaban con los hombres, después de surcar los siete mares desde los confines del mundo, una mañana de abril, frente a las costas de Cádiz, se divisó el potente surtidor de una ballena.Una[…]

    Read more...

Colaboradores

Chipiona Digital IPTV

Teléfonos de interés

Biblioteca Municipal
Arrow 956 92 23 79
Camping Municipal
Arrow (NO EXISTE)
Centro de Adultos
Arrow 956 92 90 60 (Ext. 6001)
Centro de la Mujer
Arrow 956 92 90 66
Centro de Salud
Arrow 956 38 65 05
Cruz Roja
Arrow 956 37 42 22
Guaderia Municipal
Arrow 956 37 24 34
Guardia Civil
Arrow 956 92 23 84
LineSur
Arrow 956 34 10 63
Lonja Pesquera
Arrow 956 37 00 37
Los Amarillos
Arrow 956 37 70 10
Oficina de Turismo
Arrow 956 92 90 65
Arrow Fax: 956 92 23 31
www.turismochipiona.es
 Twitter: @turismochipiona
www.Facebook.es/turismochipiona
Piscina Municipal
Arrow 956 92 60 60 (Ext. 6322)
Polideportivo
Arrow 956 92 23 66
// 645 29 45 87
Policia Local
Arrow 956 92 23 40
Protección civil
Arrow 956 92 23 81
Puerto Deportivo
Arrow 956 37 00 37
Taxis
Arrow 956 37 00 18

publicidad

Banner
Portada/Home Chipiona.net
(Por L.R.)
El abogado de Antonio Porta, el chipionero que lleva nueve meses en libertad con cargos en Honduras, fue asesinado por unos sicarios cuando se desplazaba en su vehículo junto a un compañero y tres clientes. Porta, acusado de participar en las revueltas del golpe de estado el pasado septiembre, sigue a la espera de obtener el permiso definitivo para regresar a España. Su familia ha pedido audiencia en el ministerio de Asuntos Exteriores.

Dolores de ChipionaQuedan solo dos semanas para la esperada procesión extraordinaria, en Su paso de palio, de María Santísima de los Dolores de Chipiona, y poco a poco empezamos a conocer todos los detalles de tan magno acontecimiento.

Os ofrecemos el horario e itinerario de la procesión, que Dios mediante, llevará a la Virgen en la tarde del 14 de agosto por las calles de Chipiona.

La Obra Social "La Caixa" y El Ayuntamiento de Chipiona presentan la exposición "Y Después Fue...¡La Forma!”La exposición “Y después fue... ¡la forma!” producida por la Obra Social “la Caixa” se podrá ver en la Sala de Exposiciones del Castillo de Chipiona (C/ Del Castillo, 5. Primera planta) del 28 de julio al 3 de septiembre de 2010. 

El Alcalde de Chipiona, Manuel García y el director de la oficina de la Caixa de Chipiona, Juan Manuel Puyana, han inaugurado esta mañana en el Castillo de Chipiona la exposición “Y después fue... ¡la forma!” producida por la Obra Social “la Caixa”, que estará en la Sala de Exposiciones del Castillo de Chipiona del 28 de julio al 3 de septiembre de 2010.
Wednesday, 28 July 2010 14:07

Chipiona contará con un Jardín Botánico

Written by admin
Antes del inicio de las obras, el alcalde de Chipiona ha solicitado la colaboración del grupo ecologista CANS para efectuar un muestreo, captura y translocación de los posibles ejemplares de camaleón común que pudieran encontrarse en la zona de trabajos.

El Alcalde de Chipiona Manuel García Moreno y el Concejal Delegado de Medio Ambiente José Ignacio Martínez Verano han informado del próximo inicio de las obras durante la primera quincena de agosto, de la 1ª Fase del Proyecto del Jardín Botánico “LAS VEREDAS” situado en la zona de la Laguna de Chipiona,  un proyecto subvencionado por la Diputación de Cádiz e incluido en su programa de Mejora y Embellecimiento de Espacios Degradados.
Wednesday, 28 July 2010 07:31

Campeonato de Europa de Láser 4.7

Written by admin
Equipo NacionalLunes 25 comienza en el lago francés de Hourtin en Campeonato de Europa de Láser 4.7, en dicho evento participará, después de varios incidentes desagradables que esperemos no les influyan negativamente, el regatista chipionero y número uno del ranking nacional, Subcampeón el año pasado Eduardo Bueno González, está acompañado por los regatistas sevillanos también miembros del Equipo Nacional  Amalia Ordóñez y Luis Fernández Palacios, que juntos como decíamos han pasado una serie de aventuras antes de llegar a Hourtin.
Tuesday, 27 July 2010 22:38

Rocío en Video

Written by admin

Rocío Jurado Villancico hacia Belen Caminan

 

Los trajes de Rocío

  

Tuesday, 27 July 2010 22:36

Fotos de Rocío Jurado

Written by admin

 rRocío con sus amigas de infancia a los quince años
Rocío con sus amigas de infancia a los quince años
Rocío al regeso a Chipiona de uno de sus viajes es sorprendida y agasajada con una fiesta de cumpleaños
Rocío al regeso a Chipiona de uno de sus viajes es sorprendida y agasajada con una fiesta de cumpleaños
Rocío con sus amigas de infancia a los quince años

Rocío con sus amigas de infancia a los quince años
Rocío baila con José Antonio Santos del Moral "Santito" en El Bar "Tani"

Rocío baila con José Antonio Santos del Moral "Santito" en El Bar "Tani"
Rocío recibe el cariño del su pueblo
Rocío recibe el cariño del su pueblo
Bien acompañada: otro momento del mismo cumpleaños

Bien acompañada: otro momento del mismo cumpleaños
Una de las pocas veces que Rocío logra que su hermano suba al escenario para compartir el exito, en el Festival del Moscatel de Chipiona
Una de las pocas veces que Rocío logra que su hermano suba al escenario para compartir el exito,
en el Festival del Moscatel de Chipiona
 
Tuesday, 27 July 2010 22:34

Carta de una Periodista

Written by admin

por Marina Bernal
Periodista y Presentadora de Televisión


"Aprendí a ser periodista con los éxitos de Rocío Jurado"

  Conocí a Rocío Jurado hace dieciocho años. Cuando yo la conocí, ella era ya la "Más Grande"; aunque aún Marina Bernalno había grabado ese disco en Méjico que le ha valido el apelativo por el que se la conoce ahora en el mundo de la música. Yo estaba empezando como periodista, estudiaba y trabajaba, y puedo decir que aprendí a ser periodista con La presencia de la jurado siempre me los éxitos de Rocío Jurado ha impactado, es una mujer que desborda, energía y fuerza.

Es una mujer de contrastes, puede ser un mar en calma o un volcán, una roca o un dulce susurro. Rocío es una voz, pero también es un corazón, y un gran corazón. Tiene muy buena memoria para recordar lo bueno, y a veces también para olvidar cuando hay que olvidar lo que no es tan bueno.

Siempre he visto a Rocío atender con elegancia a la prensa, comprender el trabajo de los periodistas en cualquier circunstancias e incluso tener la valentía de hablar por primera vez en público de una enfermedad como el cáncer.

Rocío siempre ha sido y es una luchadora. Todo en su vida lo ha conseguido a base e esfuerzo y de una gran renuncia, a veces incluso renunciando a la propia felicidad. Renunciando a ver crecer a su hija Rocío con esas giras en América, a su familia, a su Chipiona.

Hace algunos años volvía a mi casa en Chipiona sobre las tres de la mañana y pasaba en coche por el Santuario de Regla. Parado ante el Humilladero vi un mercedes negro grande, y contemplando el mar desde la barandilla del Paseo marítimo, una pareja. Eran Rocío y José, no había nadie más. Ella se sorprendió al verme y yo la tranquilicé: "Hola Rocío, me alegro de verte y me alegro de verte así, disfrutando de tu mar, de Chipiona" 1e dije. Fue un momento mágico, en ese momento el mar de Chipiona sólo era de ella y lo compartía con su marido.

He admirado siempre la valentía de una mujer, que siendo sólo una niña, tuvo tan claro lo que quería, una mujer que luchó en un mundo de hombres por su amor a la música, porque Rocío, por encima de todo, ama la música. Su amigo José Rodríguez de la Borbolla lo dijo una vez, "Rocío tiene una orquesta en su garganta"; y llevaba razón. A Rocío no hace falta suplicarle que cante, ella canta cuando debe, cuando está feliz y cuando está triste, para ella la música es una forma de expresión.

Sé que uno de los días más felices de su vida ha sido su última actuación para TVE, en un especial en el que contó con la presencia de gran parte del pueblo de Chipiona. Estaba tan nerviosa cuando pisó el escenario, que parecía su primera actuación. Una vez más regaló su voz y lo hizo sin medida, como cuando se sube al escenario del Pemán y donde ha llegado a estar cuatro horas en concierto. Entre bambalinas sus hermanos Amador y Gloria, con el albornoz para cubrirla y preocupados por un enfriamiento le hacían señas, pero ella parecía clavada al suelo:

-"Y como era esa, maestro..", le decía a Manolo Gas que la acompañaba al piano.

Marina entravista a Rocío con motivo de la presentación del LP "Punto de Partida"Rocío además contagia su pasión por su pueblo, a sus amigos de América, a su público, a todos habla de Chipiona y les transmite su amor. Prueba de ello ha sido como su fiel amigo y hermano, Juan de la Rosa ha escogido Chipiona para vivir. Él comenta, como la madre de Rocío, una mujer que le ha marcado profundamente, siempre estaba deseando volver a Chipiona, y entonces, en aquellos años de juventud y de lucha, él decía que no entendía ese afán por estar en un pueblo "tan pequeño" : Juan siempre dice: "Rosario me echó una maldición, ella me decía que yo terminaría "lampando" por estar en Chipiona" y así ha sido':

Rocío tiene en su pueblo una Avenida que lleva su nombre, una estatua realizada por Juan de Avalos, su casa, pero sobre todo tiene a su gente. Esa gente que la protege y le reza a la Virgen de Regla, que se preocupa por ella y que se hace eco de sus éxitos y sufren con su dolor.

Toda la prensa de España estos últimos meses ha estado en Chipiona para recabar información sobre el sentir de los paisanos de la "Más Grande"; y cuando he hablado con la mayoría de los compañeros, la respuesta ha sido la misma: -"Hay que ver como quieren a Rocío, en su pueblo".

Yo creo que ese ha sido verdaderamente el éxito de la "Más Grande"; el reconocimiento y la admiración de la gente que mejor la conoce. La gente entre la que creció y la raíz que nunca olvida.

Rocío ha luchado toda la vida, nadie le ha regalado nada, todo ha sido a base de esfuerzo y de pelea, y para esta pelea también está preparada, porque tiene con ella a su Virgen de Regla, su Virgen del Rocío, su familia y su pueblo.


Tuesday, 27 July 2010 22:31

"Abuela Lole"

Written by admin

por Manuel Jurado Domínguez
Concejal del Ayto. de Chipiona
Miembro de la Asociación Década 60/70

Breve reseña biográfica de Mª Dolores Jurado Ricarte
"Abuela Lole" 

  A finales del siglo XIX, un ocho de marzo del año 1.876, a la una de la tarde, nace Mª Dolores Juana de Manuel Jurado DominguezDios de la Santísima Trinidad de Chipiona. Pasa su infancia, la "Abuela Lole" como cualquier niña de su época, aprendiendo sobre todo las tareas domésticas, que era uno de los fines de las mujeres por aquel entonces, que vivían una juventud dedicada a trabajar y ayudar a sus padres. Ya siendo una mocita conoce a D. José jurado Romero, con quien contrae matrimonio en el año 1.897, contaba por aquellos entonces la "Abuela Lole" con 21 años de edad. 

El matrimonio dura poco tiempo, ya que D. José jurado fallece a los 12 años de su matrimonio, contando la "Abuela Lole" con 33 años de edad. Pero el matrimonio fue fructífero en cuanto a hijos, nada menos que siete nacen de esa unión, Ana, Manolo, Antonio, Aurora, José, Concepción y Dolores, siendo ésta la única que vive en la actualidad. Tiene como peculiaridad entre los partos la del nacimiento de los mellizos, Manolo y Antonio, este último Abuelo materno de Rocío Jurado. 

rocio-manolo1.jpgLa vida de la "Abuela Lole"; por aquellos años de final de 1.800, es una más de las muchísimas que en su misma situación se encontraban, momentos difíciles de trabajo y de lucha, para sacar a una familia numerosa de siete hijos pequeños adelante ella sola.

El único ingreso que tenia era una viña que poseía la familia junto al Convento de Regla, lo que hoy se conoce como "Pago Tras de Regla" y donde viven en la actualidad la mayoría de sus descendientes. Ella trabajaba además en las casas de los alrededores, ya que por todos es conocido la problemática que siempre ha presentado este tipo de agricultura en Chipiona. La viña la tenia que cuidar ella junto con los jornaleros, y las cosechas de uvas costaba venderlas y no se cobraban a tiempo, con lo que para sacar esa casa de familia, de niños pequeños adelante, la `Abuela Lole'; pasaba bastantes apuros económicos.

A pesar de todo, "Abuela Lole", sale adelante mostrando una capacidad de lucha, tesón y trabajo, que hace que ella se crezca antes las adversidades y no por ser mujer dejó de luchar, más aún al contrario.

El momento en que queda inaugurada la calleSu casa, junto al Santuario de Regla, fue punto de encuentro para muchas familias campesinas que tenían que venir de los pagos aledaños para realizar sus compras en el pueblo. Personas que residían por los pagos de Mariño, Meca, La Cuba, etc., dejaban su medio de transporte habitual, su burro, y bajaban al pueblo por los "mandaos". : De vuelta a la casa de la "Abuela Lole", echaban su rato de charla, se contaban sus problemas y en más de una ocasión se socorrían los unos a los otros en los años malos, ya fuesen estos debidos a las malas cosechas o por los temporales.

Al estar su casa tan cerca del Santuario de Nuestra Señora la Virgen de Regla, era un lugar de encuentro para toda la familia y también de personas que se desplazaban hasta aquí para rendir culto a Nuestra Virgen, ya que Regla era un lugar alejado del núcleo de Chipiona. Todavía, en la actualidad, los nativos de esta barriada de Chipiona, suelen decir cuando están en Regla, voy al pueblo, y cuando están en Chipiona, dicen me voy para Regla.

Rocío recibe de manos de la Alcaldesa una placa conmemorativa. En las fiestas en honor de la Virgen de Regla, para asistir a su Velada y a la procesión el 8 de septiembre, los peregrinos acudían de toda la provincia y de fuera de ella, Sanlúcar, Rota, El Puerto, Chiclana, Trebujana y casi de todos los pueblos del sur de la provincia de Sevilla, así como de la misma capital y de otros muchísimos lugares, paraban es su casa e incluso pernoctaban bajo los sombrajos que ella construía para la temporada de verano para estar al fresco, ella preparaba grandes ollas de comidas para agasajar a sus familiares y algún que otro agregado, todos tenían sitio y comida allí; ella era así, eso sí, de mucho carácter v genio, como se solía decir, se bebía los vientos.

Esta casa fue también referencia para los primeros veraneantes que acudieron a nuestras playas, sobre todo a la de Regla, fue podríamos decir, el lugar de la llegada de los primeros "pupilos".

El Pago de Regla, pertenecía a la familia Jurado, que poco a poco se fue poblando por los descendientes de Abuela Lole, que primero repartió entre sus hijos, estos entre los suyos, y así hasta ahora, es por ello que todos son familia en esta barriada y los que se tuvieron que marchar por cuestiones de trabajo, sueñan con volver al barrio. Un barrio que en sus inicios solo contaba con algunas casas, pero gracias a sus vecinos, metieron el agua corriente, cedieron parte de sus tierras, y de sus parcelas al Ayuntamiento para tener hoy las calles que actualmente conforman este barrio. Barrio cuadriculado, bien urbanizado, de calles sencillas pero bien distribuidas, ambiente sano y muy familiar en su mayoría, incluso con quienes lo visitan.'

Abuela Lole, tras luchar en la vida y ser un ejemplo de solidaridad, de amistad y de generosidad, entre otras muchas cosas, nos dejó un 17 de enero de 1.969, a la edad de 92 años. La Asociación Cultural Década 60/70, conjuntamente con la Delegación de la Mujer, rotularon una calle con el nombre de "Abuela Lole" el 8 de marzo del 2.002, con motivo del día de la mujer trabajadora y coincidiendo con el 125 aniversario de su nacimiento, a dicho acto acudió su biznieta Rocío Jurado, ¡unto con "Tita Dolores"; la única hija que aun vive, la alcaldesa de Chipiona, Dñª Dolores Reyes Ramos, la Delegada de la mujer, Dñª Maria Luisa Gallego Cascobelo, el presidente de la Década D. Manuel Jurado Domínguez, todos sus familiares, todos los miembros de la Asociación, y muchísimas personas que se desplazaron hasta dicho lugar junto al Convento de Regla, para conmemorar dicho acto.

Rocio Abuela Lole
Rocío con Tita Dolores y Lola Reyes

Tuesday, 27 July 2010 22:25

Rocío Jurado: Inicios y Triunfos

Written by admin

por Juan Luis Naval Malerro
Cronista oficial de la Villa de Chipiona

   Figura de la canción española, más que cantante "cantadora", y actriz tanto de televisión como Juan Luis Naval Molerocinematográfica. Su disco grafía es amplia e importante, ha conseguido numerosos premios y discos de oro. Su portentosa voz es muy singular y tiene un timbre fuerte y armonioso a la vez, que le permite interpretar las más variadas melodías, con personal acento artístico. Ha actuado en los principales teatros de España y del extranjero. En el Madison Square Garden y en el Lincoln Center de Nueva York; en el auditorio de Sevilla con motivo de 1a inauguración de la Expo del 92, recientemente nominado "Auditorio Rocío Jurado"; en el teatro Lara de Madrid, etc., etc.

Maria del Rocío Trinidad Mohedano Jurado, nació en Chipiona el 18 de septiembre de 1.944. Es la mayor de tres hermanos. Estudió en el Colegio de la Divina Pastora de su localidad natal, de cuyo coro formó parte. La primera pieza que cantó, en una fiesta escolar, fue "Nos conocimos de niños"; reflejaba la amistad de una niña que quería ser artista de la canción y un niño que soñaba con ser torero, preconizando quizás, un futuro sin saberlo, pues hoy goza feliz con un artista del toreo como es su marido, José ortega Cano. 

Rocío a las diez años en el colegio Divina Pastora, baila la jota vestida de Aragonesa.Con antecedentes artísticos en la familia, pues cantaban y muy bien, tanto su abuela, su padre, como su madre, aunque nunca lo hicieron de forma profesional. Sus comienzos fueron, según ella misma, en declaraciones hecha, a "Diario de Cádiz" con motivo del nombramiento de Hija Adoptiva de la Provincia, en Cádiz, «cantando con R.N.E. en un programa religioso que hacían los curas de Regla... 

Rocío se convierte en asidua de los concursos radiofónicos de Andalucía. En Jerez de la Frontera, cuando contaba 17 años obtiene en el Teatro Villamarta, el primer premio por cantes de fandangos de Cádiz y Huelva, en el I Festival de Cante Jondo. 

Cuando se cansa de ser la niña de los concursos, comienza a dar la lata a sus abuelos para que la llevaran a Madrid para "ser una artista de las de verdad». Pero su abuelo pensaba que el mundo de los artistas era oscuro y promiscuo y le ponía mil impedimentos para el viaje. En estas, Rocío se pone en huelga de hambre y al cabo de diez días su abuela convence al abuelo y le da las ocho mil pesetas para el ansiado viaje.

Rosario, su madre, que no la dejaba ni a sol ni a sombra, la acompaña. Nada más llegar a Madrid, Fernando Mohedano, padre de Rocíomadre e hija sufrieron un catarro que las mantuvo en cama por unas semanas. El poco dinero que tenían se les estaba agotando. Fue entonces cuando Rocío se acordó de una señora que siempre le decía en Chipiona, que cuando fuera a Madrid la llamase> que ella la ayudaría, v así fue, D'. Concha Fernández, que así se llamaba la señora no la defraudó. La presentó a Pastora Imperio, a La Niña de los Peines, y al maestro Manolo Caracol, quienes al escucharla cantar, la contrataron para trabajar en su "tablao". Como Rocío era menor de edad tenía que vestirse con ropa que la hiciera verse mayor de lo que era, ya que entonces no permitían a menores trabajar en los "tablaos". Pastora Imperio le dio una oportunidad en el "tablao" El Duende donde pronto empezó a despuntar. 

Rocío se pasó unos meses batiendo palmas junto a otras principiantes como ella: Josefa Cotillo "La Polaca", Sara Lezana, Teresa Lorca, mientras que por el "tablao" pasaban grandes figuras del cante, desde Antonio Mairena, Manolo Caracol, Terremoto de Jerez... 

Rocío JuradoA Rocío, todo aquello, se le hacia un mundo v se acordaba de su padre, cuando "le cantaba en la zapatería de Chipiona. Un día, estando en el "tablao" le propusieron hacerse unas pruebas para una película que iba a protagonizar un joven torero que venia arrasando, "El Cordobés". Pero aquel proyecto no fructificó. Se corrió entonces la voz de la belleza de Rocío v de su buena condición para el cante, y la contrataron para su primera película "Los Guerrilleros" que se rodó en 1.963. E1 protagonista era Manolo Escobar, que empezaba a gozar de sus primeros éxitos. 

También trabajó en el "tablao" de Manolo Caracol, denominado "Los canasteros". 

En 1.963, debutó en el teatro Calderón de Barcelona, contratada por el "Príncipe Gitano" para su espectáculo "Aquí estoy, yo". Al año siguiente, pasó a la compañía de Manolo Escobar, quién la llevó como estrella de su espectáculo "Pregón de amores", con el que debutaron el 18 de septiembre, precisamente el día de su 20 cumpleaños. En 1.966 rodó "Proceso a una estrella", su segunda película, en la que se veía involucrada en un supuesto crimen. En esta película interpreta algunas canciones, como "Tatuaje"; "Ojos verdes"; "Te lo juro yo" y otras. La película supuso un éxito para la Chipionera, que también intervino en un papel menos destacado en otro filme de ese mismo año: "En Andalucía nació el amor".

En octubre de 1.967, en el Teatro de la Zarzuela de Madrid estrena el espectáculo titulado Rocío Jurado"Pasodobles" junto a Rosita Ferrer, con canciones de Quintero León y Quiroga. Rocío triunfa cantando piezas como "Silencio cariño mío"; "El almendro"; "Callejuela sin salida"...> mostrando su personalidad en el escenario, su gran voz, su presencia, bella v elegante, y un saber estar que aún hoy sienta cátedra. 

El mismo año de 1.967, fue elegida "Lady España 1.967" v en 1.968, logró el segundo puesto en el certamen de "Lady Europa". Este mismo año el Ayuntamiento de Chipiona en sesión celebrada el 23 de febrero, a propuesta del Sr. Alcalde César Florido Cotro, aprobó por unanimidad concederle el título de "Hija Predilecta" de la villa por sus condiciones artísticas relevantes tanto en el panorama nacional como internacional. 

En enero de 1.970, graba para Televisión Española "Lola la piconera", en otra versión de aquella película que protagonizara Juanita Reina, consiguiendo mucha popularidad. En el filme cantaba "Callejuela sin salida"; "Gitanos"; "Como dos barquitos" y el tema que daba titulo a la película. En octubre de este mismo año, se presentó en el teatro Calderón, de Madrid, con un espectáculo de variedades titulado: "Fiesta", compartiendo cartel con Celia Gámez. 

En 1.971, junto a Máximo Valverde, representó la comedia costumbrista de los hermanos Álvarez Quintero "Cancionera", en el teatro Lara de Madrid. 

Rocío JuradoLa evolución en su carrera musical se produjo cuando abandonó la casa discográfica Columbia y se pasa a R.C.A., grabando canciones del compositor Manuel Alejandro, discos como "De ahora en adelante" o "Señora". De su discografía más reciente destacan, "¿Dónde estás, amor?" (1.987), "Punto de partida" (1.988), "Nueva Navidad" (1.990), "Rocío de luna blanca" (1.990) , "Como las alas al viento" (1.993), "Palabra de honor" (1.994), "Con mis cinco sentidos" (1.998), "La más grande" (2.001), "Yerbabuena y nopal" (2.003) y "Rocío siempre" (2.006). 

En el mundo del cine se inició en 1.963 junto con Manolo Escobar en "Los Guerrilleros", en 1966 rodó "Proceso a una estrella" y "En Andalucía nació el amor". En 1.970 grabó para Televisión Española "Lola la piconera". En 1.971 "Una chica casi decente", este mismo año rodó para la televisión argentina "La zapatera prodigiosa", "Lola Montes" y "Aquellos tiempos de Madrid al cielo y lejos de España", por esta última Película Rocío fue nominada como mejor actriz al premio más importante que se otorga en el cine en Argentina. Cinta, que al parecer se extraviaron o destruyeron tras un incendio en el canal 9 de Buenos Aires. En 1.976, junto a Fernando Fernán Gómez, "La querida". En 1.980 "Horas doradas" para la televisión y en enero de 1.993, inició el rodaje de "La Lola se va a los puertos". 

El 20 de febrero de 1.974, a 1a vuelta de una de sus giras por Latino américa, graba una gala para TVE en la chipionera Plaza de la Iglesia, a la que asiste todo el pueblo en apoyo de su paisana. A1 parecer, por problemas en la citada cadena, la grabación no vio la luz. La gala que llevaba por nombre "Aires de España" se ha emitido recientemente en varias ocasiones por el canal Nostalgia de TVE. 

El 3 de mayo de 1.976, el Ayuntamiento de Chipiona nómina una Avenida con el nombre de Rocío Jurado, en la que años más tarde (1.994) se colocaría una escultura de la artista chipionera, obra de Juan de Ávalos. 

El 21 de mayo de 1.976, contrajo matrimonio con el campeón mundial de boxeo, el onubense (de Rocío y Pedro CarrascoAlosno) Pedro Carrasco con quien estuvo casada hasta marzo de 1.993. De su matrimonio con Pedro nació su única hija biológica, Rocío Carrasco. 

El 29 de abril de 1.977, Rocío dio a luz a su hija, que pesó 3,500 Kg. La bautizaron en Nuestra Señora del Rocío de Huelva, con una concha de plata del Siglo XVII, perteneciente a 1a Iglesia de Nuestra Señora de la O de Chipiona, con la que también fue bautizada la propia Rocío jurado. 

En 1.977, tras su maternidad, reapareció en la sala de fiestas madrileña, "Florida Park"; en el mes de junio. 

En mayo de 1.977, edita el álbum titulado "De ahora en adelante" con el que Rocío se abre totalmente las puertas de Latino américa y Estados Unidos. Los temas "Si Amanece", "Lo siento mi amor", "Mi amante amigo" y "Si te habla de mi" se adueñan de todos los "hits parade" de habla hispana. En el transcurso de estos éxitos fallece su madre, Rosario Jurado, dejando un gran vacío en su vida. Pero la vida tenía que seguir, ya que Rocío se debía a un público cada vez más amplio, eran muchos los países que la esperaban con los brazos abiertos. Su álbum "Señora", la elevó a la cúspide más alta, en la cual todavía se mantiene, y por si alguna duda quedaba, el nuevo álbum "Como una ola" terminó de adueñarse del mundo. 

En abril de 1.979, recibió el premio "Naranja", concedido por la peña periodística "Primera Plana'; que acreditaba las facilidades que siempre concedió a los medios informativos. 

En noviembre de 1.979, como prólogo de una gira por Europa y Latino américa, volvió a pisar el escenario neoyorquino del Madison Square Garden, en un multitudinario espectáculo compartido con Camilo Sesto y Angela Carrasco. 

En abril de 1.984, le fue concedida la Medalla de Oro al Mérito Turístico por el "Centro de Iniciativas Turísticas de Chipiona"; en un acto celebrado en el Ayuntamiento de Chipiona al que asistieron entre otras personalidades, el entonces Presidente de La Junta de Andalucía, D. José Rodríguez de la Borbolla. 

Rocío, Pedro y su hija con la Madre Carmen Fernández de Colegio Divina PastoraEn 1.986, fue nombrada Reina del Carnaval de Miami, siendo hasta la fecha la única artista española distinguida con este mérito. Durante su desfile como Reina de la ciudad, fue aclamada por más de un millón de personas. 

En el Boletín Oficial de la junta de Andalucía no: 17 de 28/02/1.986, aparece publicada la concesión de la Medalla de Oro de Andalucía a la hija de Blas Infante, padre de la Patria Andaluza, D, Maria de los Ángeles Infante, y la Medalla de Plata a la artista chipionera Rocío Mohedano Jurado. También recogió ese día la Medalla de Plata de Andalucía el periodista Jesús Quintero, "El Loco de la Colina"; amigo de la chipionera y asiduo de nuestra localidad. (Como anécdota, es de destacar que en el diario de sesiones publicado en Internet, aparece el nombre de la artista con los apellidos cambiados). 

En los últimos años, Rocío Jurado desplegó su incesante actividad en galas por España y la América de habla hispana, aunque amplió su radio de acción a distintas capitales americanas, como por ejemplo Los Ángeles, Chicago y Miami. En Nueva York, actuó de nuevo en el Madison Square Garden y en el Lincoln Center. En el Hamilton Palace de la capital canadiense compartió gala junto a Ray Conniff, Henry Manzini y Gloria Gaynor. Rocío se preparó concienzudamente para cantar en inglés algunas canciones.

El 3 de septiembre del año 1.988, por primera vez un artista de habla hispana es premiado con el trofeo "AMERICA', este premio había sido vetado para los hispanos, sólo se le otorgaba a los anglosajones, este premio lo otorgan en las Vegas (Nevada) en el hotel "César Palace", el premio es otorgado incluyendo artistas árabes, franceses, italianos, hispanos y americanos. Rocío rompió esquemas y les abrió las puertas a todos los artistas de habla hispana con este premio. Todo ello vino a consecuencia de unos recitales apoteósicos que Rocío ofreciera en dicha sala. Tanto así, que fue contratada durante varias semanas y con lleno hasta la bandera. 

En 1.990, le fue otorgada una "Estrella" en la calle 8 de Miami, siendo de nuevo la primera y única española hasta la fecha con una estrella en esta calle. Declarándose también en esta ciudad el día de Rocío Jurado. 

En el año 1.992, en el Auditorio de la Cartuja de Sevilla, se estrena el espectáculo "Azabache"; prolongándose la programación hasta alcanzar cerca cuarenta representaciones. Con una dirección artística de lujo. Rocío compartía escenario con Imperio Argentina, Nati Mistral, Juana Reina y María Vidal. Era un espectáculo homenaje a la Copla, donde Rocío cantaba, "Ojos Verdes"; "Un clavel'; y "Suspiros de España'; entres otras canciones. 

El 23 de julio de 1.992, recibió un homenaje de mano de pintores, escultores, dibujantes y poetas españoles, donde se le hacía entrega de un libro original realizado por todos ellos. 

En el mismo mes de julio de 1.992, conoce al torero José Ortega Cano, con quien se casa en segundas nupcias en febrero de 1.995. 

Rocío y El ReyEn febrero de 1.996, dos años después de quedarse a las puertas de obtener el Príncipe de Asturias, se le otorga la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes. Con motivo de esta entrega realizada por su Majestad el Rey Don Juan Carlos I, Rocío, al igual que los once galardonados ese año, oyó de voz del monarca unas cariñosas palabras entre las que destacamos: «...son un resumen y una pequeña quintaesencia de la creatividad de nuestra cultura.», « ... es de justicia, pero sobre todo es su mérito..» 

El 16 de abril de 1.998, triunfó en el Teatro Real, cantando composiciones de García Lorca y Manuel de Falla. Los beneficios de la taquilla fueron para la "Fundación Reina Sofía" : La primera parte de la actuación fue en recuerdo de Lorca, con títulos como "Anda jaleo"; "Los cuatro muleros"; "Nana de Sevilla"; "Café de Chinitas" o "Sevillanas del Siglo XVIII'; ... La segunda parte se la dedicó a Manuel de Falla, "El amor brujo"; "Canción del amor dolido"; "Canción del amor fatuo"; "Canción del juego del amor"; "Campanas al amanecer": 

El 20 de enero de 1.999, la Diputación Provincial de Cádiz acordó nombrarla por unanimidad de la junta de Portavoces "Hija Predilecta de la Provincia de Cádiz". La entrega de esta máxima distinción se hizo a las 12 de la mañana del 19 de marzo de 1.999, en el transcurso de un acto celebrado en el Salón Regio de la Diputación, coincidiendo con el día de la Provincia y aniversario de la Constitución de 1.812. 

Desde finales del año 1.999, disfrutan de sus dos hijos adoptivos, José Fernando y Gloria Camila. Rocío también es abuela de dos nietos de su hija primogénita Rocío Carrasco: Rocío v David. 

En marzo de 1.999, aceptó la presidencia de honor de la Asociación Alzheimer "Santa Elena" de Sevilla, asistiendo en calidad de tal, a un pase benéfico de modelos, el miércoles 17 de marzo, en las instalaciones deportivas del Real Círculo de Labradores Hispalense. Cabe destacar que es Señora de la Canción fuera de nuestras fronteras, prueba de ello es el premio como "La mejor voz femenina del siglo"; premio que le fue concedido en el año 2.000, en la ciudad de Nueva York. 

E1 mismo año 2.000, recibió un Disco de Oro en Ciudad de México por las altas ventas realizadas de su disco "LA MÁS GRANDE": 

El 7 de julio de 2.003, recibe un emotivo homenaje por parte de los medios de comunicación, simbolizado en la "Estrella de la prensa" que tuvo el placer de entregarle la actriz Concha Velasco. 

En julio de 2.005, el Ayuntamiento de Chipiona acuerda otorgarle la Medalla de Oro de la Ciudad, que se está a la espera de una mejoría para entregársela en un acto oficial en Chipiona. 

En el verano de 2.005, en la localidad de Las Cabezas de San Juan se le hace entrega de la "Yerbabuena de Plata" : En Marbella recibe otro de los numerosos premios a los que Rocío se ha hecho acreedora, por su magnifica carrera artística y por lo cercana que siempre ha estado de su público y de la prensa en general. 

El 2 de Septiembre de 2.005, el Ayuntamiento de Cádiz en sesión plenaria aprobó el nombramientoRocío Jurado de "Hija Adoptiva de la Ciudad"; por su larga trayectoria de amistad afecto a los gaditanos. Rocío ya tenía una Glorieta dedicada a su nombre frente al "Parque Genovés" y muy cerca del Teatro José Maria Pemán, de la citada ciudad. 

El 21 de diciembre de 2.005, actuó por última en vez TVE con un público en el plató casi en su totalidad de Chipiona, realizando un alarde de voz y fuerza, a pesar de lo reciente de su enfermedad, logrando un éxito de audiencia de 3,5 millones de espectadores.

  "Rocío siempre" fue el titulo del programa y del disco que se puso a la venta, junto con un DVD de la magistral actuación, en compañía de un considerable numero de artistas invitados que no quisieron perderse la oportunidad de brindar a "LA MAS GRANDE" un apoyo incondicional. Además de los que intervinieron, fueron muchos los que por problemas de agenda no pudieron hacerlo, pero que llamaron a Rocío demostrándole su incondicional apoyo, entre ellos, su amigo Julio Iglesias. 

El 22 de Marzo de 2.006, en sesión extraordinaria y urgente de la junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Chipiona, se acuerda elevar al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, una petición popular para que le sea otorgada a la chipionera universal, Rocío Jurado, la "Medalla de Oro al Mérito al Trabajo". En tan solo unos días, la Vicepresidenta Primera del Gobierno, Dª. Maria Teresa Fernández de la Vega, hace público la concesión de dicha medalla por los méritos contraídos, a Rocío Mohedano Jurado, nuestra Rocío. 

En la villa de Chipiona, mayo de 2.006

Tuesday, 27 July 2010 22:24

Prólogo "Rocío Jurado, nuestra Rocío"

Written by admin

por Juan Mellado
Corresponsal Diario de Cádiz
Presentador Radio-TeleChipiona

"Rocío Jurado ha sido la persona más importante que ha dado Chipiona en toda su historia."

  El encargo de prologar esta publicación es uno de los retos más importantes Juan Melladoque se me han planteado en mi vida periodística, no sólo por la responsabilidad profesional sino por el personaje a la que se dedica: Rocío Jurado.

Hay que precisar que en los últimos meses han sido múltiples los libros y publicaciones que han salido a la luz con el motivo central del personaje de Rocío jurado. Muchos de ellos han significado un simple relleno de fotografías y letras con grandes caracteres, con la única y descarada intención de hacer dinero aprovechando la coyuntura. Esta publicación figura en las antípodas de ello, tanto en lo económico como en la intención -.-calidad literaria. Bajo la dirección de Sebastián Tirado, se trata de hacer una aproximación humana y profesional al personaje de La Más Grande, Rocío Jurado, simplemente Rocío.

Se recogen aquí testimonios gráficos y literarios de familiares, amigos y periodistas que de algún modo han tenido que ver o seguido la trayectoria artística de Rocío Jurado.

Cabe precisar que estamos ante el personaje más importante que haya dado Chipiona en toda su historia. El tópico de ser nuestra mas universal embajadora nunca ha dejado de ser verdad. Chipiona es en España y en el mundo otra cosa después de aparecer Rocío Jurado en escena. Desde su aparición Chipiona dejó de ser aquel pueblo de marineros y viñedos, olvidado del mundo y casi en el último confín.

A partir de ella se dice Chipiona y a continuación Rocío Jurado. Se dice Rocío Jurado y a continuación Chipiona. Nunca una artista de sus características ha elevado tanto y a tan buen nivel el nombre de su pueblo.

Las páginas de los diarios se han llenado de tópicos. Como las grandes artistas Rocío no se parece a nadie, es ella misma en esencia, un fenómeno de la naturaleza. Un monstruo sagrado. Es Rocío aquella sencilla chiquilla que un buen día ganó un concurso de Radio Sevilla. Aquella joven que se fue a Madrid a probar fortuna y resultó que la Gran Vía se le quedó pequeña. Esa joven atrevida que con su voz, su arte y su desparpajo, hizo palidecer a la misma Concha Piquer.

El ruiseñor de Andalucía, la cantadora de España. Irrepetible. Muchos se han atribuido el haberla descubierto, pero quizás quien primero la descubrió y confió en ella fue una entrañable persona, una gran mujer, Rosario, su madre. Años después Rocío cantó una desgarradora canción a su madre escrita por Manuel Alejandro, una de los más bellos temas y homenajes que se hayan podido escribir sobre una madre que se nos fue.

Cuando no la conocía nadie, el Ayuntamiento de Chipiona le negó una beca de estudios para marcharse a Madrid. Eran ocho mil pesetas que finalmente se las prestó su abuelo. En una miopía absoluta y en un frío papel se le comunicó que la institución municipal no tenía fondos para los estudios de folklore. Muchos de ellos se hicieron fotos con ella años después. A mí me hubiera dado vergüenza. Ella nunca tomó importancia de este hecho y pronto olvidó este episodio y siempre habló bien de su pueblo y de su ayuntamiento.

No se puede evaluar en euros la campaña de publicidad que Rocío Jurado ha hecho de su pueblo en toda su carrera. Incluso sin saberlo, cuando cantó "El clavel" defendía uno de los valores económicos más importantes de Chipiona.

Rocío y Chipiona. Chipiona, Rocío y su Virgen de Regla. Nunca se pierde esa cita obligada cada 8 de septiembre en esa renovada acción de gracias que cada año le tributa a su patrona. Este año pasará la imagen de la Virgen a las puertas de su chalet "Mi abuela Rocío" : Nadie se percatará pero a buen seguro que se darán un beso de amigas y un abrazo. Detalles de mujeres sencillas. Como lo ha sido siempre Rocío a pesar de haber paseado escenarios por todo el mundo. A pesar de ser recibida por mandatarios y embajadores. A pesar de ello Rocío disfruta barriendo la puerta de su chalet de madrugada, a la única hora en la que puede hacerlo sin que la molesten. Aquella Rocío que ya famosa soñaba con poder comerse un cartucho de pipas entre los eucaliptos de Villacañas. Nunca ha dejado de ser esa muchacha sencilla que un día marchó de Chipiona con una mano delante y la otra detrás. Siempre demuestra querer a su pueblo. Así lo canta, "y es que te quiero tanto /pueblo mío, / que donde quiera que vaya /te llevo conmigo... "


Tuesday, 27 July 2010 22:23

Un poco del Foro de Chipiona.net

Written by admin

01 Jun 2006:


Por Isabel: (desde Abu Dhabi EAU)
ROCIO JURADO

DESCANSE EN PAZ.

Mi pesame para toda la familia.

Isabel Mellado.


Por Loli:
La más grande

Mi mas profundo pésame, por lo menos ahora descansará en paz, ahora algunos buitres de la prensa los dejaran tranquilos y no harán del dolor un circo.

Firmado una madrileña


Por Bibi: (desde Londres)

Una diva nunca muere...

Su sonrisa permanece, su arte y su humildad quedan en mi corazon.


Por Belgarath:
Una pena

Para gustos colores, pero no podemos dejar de reconocer q ha muerto el arte


Por emc:

Desde Badajoz nuestro mas sentido pésame en primer lugar para la familia y tambien para todos los Chipioner@s.

DESCANSE EN PAZ


2 Jun 2006:


EL AMOR, QUE ROCIO, LE TENIA A CHIPIONA-

NO ES SÒLO UN SENTIMIENTO, ES TAMBIEN, UN, ARTE....

DESCANSE EN PAZ....

Rocio no te iras nuncas estaras en las espumas que recorren las playas de chipiona y de la bahia de cadiz. Besos, el cielo sera uan fiesta.

03 Jun 2006:


CHIPIONA TAMBIEN ES LA MAS GRANDE: CAMBIO LA PENA DE ESPAÑA POR LA ALEGRIA DE LAS PALMAS POR BULERIAS AL RECIBIRLA

Si no caben dudas de que Rocío Jurado ha sido y es la mas grande, Chipiona también es desde ayer la mas grande.

Increíble el recibimiento que el pueblo hizo a su cantante.

Cambió la pena de España por la alegría de las palmas por bulerías al recibirla.

Los funerales no se pueden organizar mejor.

Los costaleros de la Virgen de Regla, a la que ella amaba, la llevaron hasta sus pies.

Las banderas de España y Andalucía, que ella paseó por todo el mundo, cubrieron su cuerpo.

Los Marismeños cantaron en el funeral la Salve Rociera.

Los comercios cerraron en señal del luto oficial que el Ayuntamiento decretó durante tres días.

La Radio Televisión de Chipiona se recreó durante toda una semana con la más grande y ofreció la señal en exclusiva para todas las televisiones nacionales.

Marina Bernal emocionó desde Antena-3 en el programa de Maria Teresa Campos.

El Alcalde Manolo García, al que le tocó vivir la noticia mas triste de la historia de Chipiona, estuvo a la altura de los grandes.

El silencio de Curro Romero fue el más profundo.

Isabel Pantoja estuvo donde había que estar.

Julio Iglesias hizo miles de kilómetros para estar.

La familia nunca olvidará el cariño de su pueblo y Ella, a la que tanto le hubiera gustado vivirlo, seguro que lo vio desde el otro mundo en su reencuentro con Lola Flores, posiblemente bailando por bulerías, al son de las palmas que sonaban desde su Chipiona.

Miguel Gallardo Rodríguez.
Tlf. 629 54 36 28
Costa de La Luz, 125
Chipiona-CADIZ


Por Juanma: (desde Ecuador)

Anoche viendo las noticias me entere de lo ocurrido, desde que llege a Ecuador estoy muy desconectado de todo por lo cual no tenia ni idea de como de mal iva la cosa.

Impresionante ver que en todo los canales locales desde el mas pequeno al la CNN intenacional hacen eco de lo occurrido. Esta manana de camino al trabajo en una de las radios mas importantes de Quito en homenaje a Rocio pusieron todas sus canciones una tras otra.

Mi pesame a la familia y al pueblo en general porque en verdad hemos perdido la mayor embajadora de Chipiona por el mundo


A mi querida Rocio

E fuiste con el mes de Mayo y contigo parte de nuestro corazón.

Te fuiste y nos dejaste huerfanos, madre de la copla española.

Te fuiste en el silencio, te fuiste sin decir adios.

Todos esperabamos verte abrir los ojos,
todos queriamos escucharte una vez mas.

Ay maldita!

Que solos nos has dejado!

¿Que será de nosotros sin tu voz?

¿Por que te has ido tan pronto?

¡Que triste se nos hace este adios!

Nunca te olvidaremos, nunca dejará de oirse tu voz en nuestro corazón.

Solo una cosa te pido.

Dale un gran beso a mi abuelo, que durante años, estubo contigo en el Rocio, y hoy, os habeis vuelto a encontrar.

Gracias por todo Rocio


Queridos amigos de Chipiona.

Mi nombre es Jana, tengo 19 años y soy de Madrid. Yo nunca conocí a Rocio, pero no me hizo falta, la conocia bien, por lo bien que me hablaba mi abuelo de ella mientras vivio. ¡Cuanto la queria! Y esque, es imposible no quererla. Yo, siempre la tendré en el corazón.

un saludo y un abrazo muy fuerte a todos.

Jana Sanz
This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it


un viaje a la eternidad.....

DE EL gran tren de la vida hoy decidio bajarse en esta estacion y dejarnos solos.

Un tren que se detiene en CHIPIONA y que se resiste a seguir el camino.

ROCIO tu gran corazon seguira latiendo al compas de una copla.

No te dire ADIOS! solo te dire............ HASTA SIEMPRE!

Sentada frente a la tv. mis lagrimas y mis palmas te acompanan en tu viaje en el que encontraras a tus seres queridos y

AL SUSURRO DE DIFERENTES MELODIAS, un gran caballero se aproxima a recibirte y al compas de un 2 x 4 te da la bienvenida.....

EL es el mas eternos de los corazones de ARGENTINA
DON CARLOS GARDEL ................EL ZORZAL CRIOLLO!!!

EL ESCENARIO DEL COSMOS RECIBE....

A LA MAS GRANDE ENTRE LOS GRANDES!

LA ENERGIA QUE HOY MOVILIZA TU PARTIDA ES UNA BENDICION de DIOS Y TIENES EL EL HONOR DE UNIRNOS A TRAVEZ DE LAS FRONTERAS....

ES MUY GRANDE EL SER QUE TENGA ESE PODER.

ROCIO ........DERRAMA LOS CRISTALES DE TUS LAGRIMAS EN ESTA GRAN DESPEDIDA Y DEJANOS TU BENDICION!

HASTA SIEMPRE!!!...Espana y el mundo se despiden de ti con mucho amor!

ROSAMARIA( argentina)(usa)


Por emc:
A la mas GRANDE

Si tu cuerpo descansa en ese trocito de tu tierra, tu espiritu estara en toda Chipiona, sus calles, sus plazas, sus playas, y en el corazón de todos.

Siempre te recordaremos con un gran cariño, y con tu música siempre estaras con nosotros.

¡¡¡¡¡ROCIO PARA SIEMPRE!!!!



Hola, soy vasca. Estuve en Chipiona hace ya muchos años pasando mis vacaciones. El pueblo me cautivó, mi mejor amiga con la que estuve ahí, hoy está también muerta, espero que se haya juntado con Rocío y le haya dado un beso de mi parte, falleció también de cáncer como ella.

La verdad es que no he conocido a Rocío ni nunca me llamó la atención, sí su voz que era preciosa.

Estos días viendo y conociendo mucho más de su vida, creo que ha sido una pena inmensa no haberla conocido porque ella era especial en todos los sentidos.

Me uno a su familia en el dolor tan inmenso y a vosotros los chipioneros, sé que ahí está bien, está en su casa y vosotros no la vais a dejar sola.

Un fuerte abrazo y a ella, la paloma brava que nos ayude desde ahí arriba porque si alguien se lo merecía era ella, una gran persona, una gran madre, una gran mujer y un pedazo de artistaza.

Para Ortega Cano y Rocíito mi pésame más sentido y para el pueblo de Chipiona un abrazo fuerte, que alguien de ahí de mi parte, ya que me queda muy lejos aunque el año pasado estuve por Cádiz también de vacaciones, pero no en Chipiona, le ponga una rosa roja con todo mi cariño.

Un abrazo.

La más grande

La muerte de Rocio no es el final de su persona, la muerte es el principio de una maravilosa persona que seguirá viviendo en nuestros pensamientos y corazones.

Te queremos Rocio


Buenas noches.

Soy una chica de Huelva y quería darle mi pésame más sincero a todos los chipioneros y a toda la gente que quería a Rocío Jurado.

En Julio de 2004 tenía que venir a cantar a las Colombinas y se suponía el lleno absoluto, pero no pudo venir por encontrarse enferma.

Fue cuando le diagnosticaron la enfermedad.

Dicen que la gente de los pueblos son más cercanas que los de la capital y es cierto; aunque yo soy de la capital, lo que transmite un pueblo es mucho más.

Yo no conocí en persona a Rocío pero no hacía falta por que se notaba senciilla, sincera, cercana, llena de vida y con ganas de repartile besos a todo el mundo.

Ella supo llevar a gala a su Chipiona y estará orgullosa de como su Chipiona la ha despedido, del cariño tan grande que le tienen no sólo alli sino en toda Andalucía y en toda España.

A mi me emocionaba mucho oirla cantar: Que no daría yo por empezar d nuevo..............
descansa en paz Rocío, que no te has ido, por que quedarás en los corazones de muchas personas.

Parece mentira que ya no esté.

Un día se marchó de Chipiona con 8000 pesetas en los bolsillos y una maleta cargada de ilusiones y ha vuelto siendo LA MÁS GRANDE!!

Un beso muy fuerte para todos vosotros.


04 Jun 2006:


Acerca de su salida de Chipiona con 8000 ptas y una maleta..

Lo de las 8000 pesetas en el bolsillo y una maleta es verdadera vocacion y valor de artista, no muchas mujeres tienen ese arranque a no ser que sientan muy adentro el talento que tenia que compartir con todos nosotros.

Esas son las verdaderas ARTISTAS.


El recuerdo de Rocio Jurado

Soy una gran admiradora de Rocio Jurado, pasan los dias y me siento igual de triste de ver la destruccion de un talento por una enfermadad tan devastadora como es el cancer.

Yo espero que nadie se olvide de ella nunca.

Ella aludio en una de sus ultimas entrevistas por television que la persona muere si cae en el olvido.

Por eso yo quisiera recordar a todos los chipioneros y espanoles en general que la mantengamos viva adorando su musica y pensando en ella como si estuviera fisicamente entre nosotros; porque en realidad ella sigue con nosotros en su espiritu.

Dios la bendiga siempre, aunque de eso no me cabe duda, por lo buena que fue con todos nosotros.



No creo que se olvide jamás por lo menos su pueblo que en realidad somos los que tenemos que demostrarlo, ha llegado la hora de demostrarle a ella lo que durante tanto tiempo nos demostro a nosotros.

Que viniendo de este pueblecito lo ha convertido en el mas famoso de España hasta despues de su muerte.

No te olvidaremos Rocio.

PARA LA MÀS GRANDE...

No hay un paisaje más hermoso
para mis recuerdos que el-
de tú presencia en mis pensamientos..

Como quieres que te olvide
si cuando empiezo a olvidarte recuerdo
que te olvido empiezo a recordarte....

Una palabra se olvida una lágrima se va,
pero, tu recuerdo, Roció, jamas....

José como a salido, superior, ella se lo merece, Antonio..


05 Jun 2006:


Romeria del pinar. que se suspendan los actos festeros

Señores hay mucha proximidad entre la muerte de nuestra chipionera universal y la romeria del pinar.
Propongo que o se suspenda por completo, o se deje solo el acto religioso y de peregrinación la misa en el pinar y se acabo. Seria una falta de respeto pienso yo que no haya pasado ni una semana y nos pongamos de fiesta, no?

Seria una muestra de dolor al mundo por esta gran perdida. A mi me encanta el dia de la romeria pero las cosas solo tienen un camino. Todo lo que ha salido en la tele de chipiona llorando la muerte y que el lunes que viene salga chipiona cantando de romeria con la copita de vino en la mano entre otras cosas eso es hipocresia


La vida sigue.

JOSÈ EL RESPETO HAY QUE DARLO A HORA-
QUE ES CUANDO A LLEGADO LA HORA
ACTO RELIGIOSO; Y RESPETO PARA ROCIO-
PARA DIVERTIRSE HAY TIEMPO; ACIN ES-
ANTONIO...

José, la incompresión más que la-
imposibilidad de comprender, es
la imposibilidad de sentir...

Si la vida sigue. Por eso mismo. Hay muchos dias de pinar que disfrutar. Pero rocio ha muerto ahora y este año hay que tenerle respeto. Se lo merece

ENTIENDO Q HAYA PASADO POKO TIEMPO, Q ES UNA GRAN PERDIDA PARA TODOS LOS CHIPIONEROS, PARA MI EL PRIMERO, PERO AMIGOS, CUANTA GENTE MUERE EN CHIPIONA CRECA DE FIESTAS Y NO SE PARAN POR NADIE??

ROCIO JURADO ERA GRANDE, PERO NO DEL GUSTO DE TODOS, Y ESAS PERSONAS NO ENTENDERAN Q SE SACRIFIKE UNA ROMERIA POR ELLA.

YO CREO Q LA MEJOR OPCION ES Q CADA UNO HAGA SU CAMINO A SU MANERA, A LA Q DE VERAS SIENTA, PARA MI, CREO Q VA A SER UN CAMINO MUY ESPECIAL, PIENO Q CADA VEZ Q SUENE ESE "QUE NO DARIA YO...

" POR BULERIAS, A TODOS SE NOS ENCOGERA EL PECHO, A TODOS SE NOS REMOVERA ALGO POR DENTRO...

O ESE "ESPERANDO ME KEDE" COMO TODOS NOS HEMOS KEDADO, ESPERANDOLA....

CREO Q SERA UNA MANERA DIFERENTE DE HOMENAJEAR A LA MAS GRANDE ENTRE LAS GRANDES....

HACER UN CAMINO JUNTO A SU VIRGEN DE REGLA Y CANTANDOLA COMO SOLO ELLA SABIA HACER


Estoy de acuerdo contigo Jurado B. Pienso que a ella no le gustaria vernos triste, sino disfrutando como cada uno lo sienta, al lao de nuestra Virgen de Regla del Pinar.

Se nos ha ido la mas grande sin duda, pero como bien habeis dixo, la vida sigue.

A todos se nos ha ido alguien importante en nuestra vida y hemos seguido palante.

Estoy segura que ella hara su propia romeria en el cielo, con todos los que con ella estan, revolucionando el firmamento con esa peazo de voz que dios le dio que no habra otra igual, haciendoles disfrutar con su arte y deleitandolos con sus canciones.

Rocio siempre estaras con nosotros, en cada rincon, en cada esquina de tu pueblo.

Rocio no se ha muerto, ha ido a cantarle a su mare y a su pare en el cielo, a sus abuelos....

Rocio, como dicen por ahi, se ha ido de gira.

VIVA ROCIO JURADO!!!!!POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE.
TE QUIERO Y TE QUERRE HASTA LA MUERTE
BIEN SABES QUE NO EXAGERO
PUES MUERTA TB SE QUIERE
YO CON EL ALMA TE QUIERO
Y EL ALMA NUNCA SE MUERE.

Gracias Mª del Rocio Trinidad Mohedano Jurado, muxas gracias por todos estos años de felicidad que nos has brindado con tu arte, y ojala hubieras podido darnos muxos mas.

Te echaremos de menos.

Muxos besos a toda su familia y animo y que sepais que aki teneis vuestro pueblo para siempre.

Besos a todos

07 Jun 2006:


Siempre estaras con nosotros.

Tuve la gran suerte de poder verte la ultima vez que saliste a cantar, en tu homenaje "Rocio Siempre", y cada vez que me acuerdo no se lo que me entra por el cuerpo.

Ver esa fuerza en la que cantabas, con lo malita que estabas y bien sabias tu que iba a ser la ultima vez que saldrias a un escenario, pero como siempre, se lo querias dar todo a tu publico y se lo diste, que si se lo diste.

Cuanto nos hiciste disfrutar chiquilla.

Cuando te escuche cantar ese !Que no daria yo por empezar de nuevo....!

Dios mío, es que no tengo palabras.

A mi que lo que me gusta es cantar y sobre todo flamenko, y mi buleria preferida es esa....me falto na pa subirme al escenario y llenarte de besos y ponerme a cantar al lao tuya jajaja.(por lo bajini por supuesto)

Recuerdo tb que cuando acabo todo, tu pueblo se acerco a ti y empezaste a cantarnos fandagos para nosotros solos, sin nadie mas en el plato, demostrandonos que tu gran pasion era cantar y como dices en unos de ellos yo lo que quiero es cantar.......

Gracias Rocío, gracias nunca te olvidare.

Gracias por lo bien que te portaste con nosotros, y gracias a los que hicieron posible que puedieramos volver a escucharte aunque fuera la ultima vez.

Que guapa estabas joia, malita y to estabas guapisima.

TE ECHAREMOS DE MENOS. UNICA QUE ERES Y SIEMPRE SERAS UNICA.

Dale un besito muy fuerte a mi tio que esta alli arribita contigo, que se me fue igual que tu, por culpa de esa maldita enfermedad.

Se que desde alli nos cuidareis.


q bonito

Que arte tiene mi niña, y que las penas q sientes por dentro se las lleve el aire, o se las lleve el viento, y q te pierdas con tu moreno capote lento...como se perdia nuestra lola, o nuestra rocio, y es q no se puede negar, q para arte rocio, para poderio rocio, pero mi niña...mi niña tiene un noseque q me kita las "tapaeras" del sentio...

Ya nuestra "lola" no cantara, ni dara nada por pasear la arena de sus playas blancas, pero llorara cada vez que mi niña abra su garganta, la desgarre y suenen sus letras...y entren por las ventanas del alma, q es donde descansan las letras bonitas.

Ya no paseara por la calle mayor y por la plaza, ni mirara como se muere el sol, pero por q ella sera nuestro sol, q nos dara la luz suficiente desde lo alto para arrancarnos por bulerias y ser capaz de mirar para adelante como solo ella podia.

No habeis escuchado a mi niña, la q abre su balcon y me canta el tiempo q me espero sola, durmiendo con la luna, con un mantoncillo bordao como unica vestidura.

Q arte tienes mas grande...

Un beso flamenka


11 Jun 2006:


Por Juanma (desde Ecuador):
Rocío Jurado

Cambiando de canales, el tipico ultimo barrido antes de apagar la tele antes de dormir, de buenas a primera mi farito!! que sensacion en el estomago que poco me esperaba yo verlo en la tele de aqui. Era el video de Rocio Jurado grabado en las canteras. Parte de un especial sobre Rocio. Que bonito ver que como se le queria por todo el mundo. Y que alta dejo la bandera de espana y sobre todo de chipiona.


12 Jun 2006:


Manuel Monge Lorenzo
ROCÍO JURADO, ALGO SE NOS FUE CON ELLA

(MUERE UNA ESTRELLA, NACE UN MITO)

Rocío nunca olvidó sus orígenes, Chipiona, su Virgen de Regla, su familia, su gente; se sentía cepa de su tierra.

El jueves 1 de Junio de 2006 amaneció Chipiona envuelta en nubes, con una luz grisácea y un viento iracundo, había fallecido una artista sin par, Rocío Jurado. Fue en Madrid, la ciudad que vio llegar a una jovencísima María del Rosario Trinidad Mohedano Jurado, fue Madrid la que vio nacer y crecer artísticamente a Rocío Jurado hasta convertirse en el máximo exponente de la canción española y en una estrella mundial de la Música, y fue Madrid la que la vio morir.

La vida del verdadero artista es una lucha continua, un afán de superación constante, una carrera de obstáculos permanente; la trayectoria de Rocío ha sido un ejemplo evidente y ejemplar. Ella, siempre dispuesta a luchar, también tuvo los redaños suficientes para afrontar cara a cara el toro más difícil, el de la enfermedad; y se plantó a puerta gayola a recibir el morlaco de un astifino y corniveleto cáncer, sabedora quizás que estaba más cerca de la Puerta del Cielo que la del Príncipe.

Rocío llegó a la cumbre, y para llegar a la cumbre se necesitan muchos argumentos, en su caso, el artístico fue el fundamental, pero se necesitan algunos más. Los factores personales son fundamentales, la naturaleza le proporcionó el don divino de una voz privilegiada y única, creció en un entorno familiar entrañable, tuvo una niñez feliz a pesar de las dificultades materiales de la época y disfrutó de una Chipiona paradisíaca. Sus raíces se asentaron en lo profundo, en lo verdadero, en lo esencial; la autenticidad y honestidad de Rocío fue la clave para convertirla en “la más grande”. A todo ello hay que añadir su profunda religiosidad, su fe innata; Rocío sabía que su privilegiada voz era un don divino y que tenía que dar gracias por ser una elegida.

Con Rocío se termina una época, aunque su madre le dijera que “las madres siguen pariendo y echando fenómenos al mundo”, difícilmente confluirán los factores para que aparezca otra artista tan completa como ella. Su timbre de voz y su potencia cautivaban desde los primeros compases, y hacian refulgir lo mejor del Flamenco, la Copla y la Canción española, que tuvieron en ella su mejor intérprete. Pocos son los artistas que alcanzan la categoría máxima de mito, la calidad de inmortal a través del arte, Rocío lo ha logrado, ha muerto una estrella, ha nacido un mito.

Al igual que Chipiona, también Cádiz llora su muerte, Rocío amaba Cádiz (Hija predilecta de Cádiz y adoptiva de Cádiz), quizá por que Chipiona es Cádiz con más corrales, y Cádiz es Chipiona con más Caleta; ya se lo escribió Antonio Martín “que soy gaditana/ de pura cepa/ como las mojarritas/ de la Caleta …” y como lo siente Antonio “Ay, Rocío”. Cádiz disfrutó de sus mejoras actuaciones, interpretó como nadie “El Amor Brujo” del gaditano Falla, aún la recuerdan en los pregones de Carnaval del Antonio de Cádiz y el de Lola la Piconera. A otro gaditano de pro que nació donde le salió de …, Antonio Burgos, también le duele la muerte de Rocío, “qué no daría yo, Rocío …”.

Rocío nunca olvidó sus orígenes, Chipiona, su Virgen de Regla, su familia, su gente; se sentía cepa de su tierra y con el dulce jugo de uva moscatel que era su voz, endulzaba la vida de muchas personas con su sublime interpretación musical. Rocío era un referente para los que amamos verdadera y desinteresadamente a Chipiona, ella defendía y pregonaba Chipiona a los cuatro vientos, como buena hija de su tierra; con toda seguridad seguirá velando por su Chipiona allá en las alturas. Como ella amaba Chipiona, pocos la amarán. Rocío, la chipionera.

El viernes 2 de Junio de 2006 se levanto el alba en Chipiona con un cielo puro y despejado, con luz nítida y suave brisa. Rendidos a la plantas de su morenita, de nuestra morenita, tras una sentida y cristiana celebración, con un dulce cantar del Orfeón Virgen de la Escalera de nuestra hermana Rota y tras entonar el Himno a Nª Sª de Regla y el Lacrimosa del Réquiem de Mozart, Rocío envuelta en las banderas de España y Andalucía (sus amores compartidos) y con la insignia de Chipiona en lo más profundo de su corazón, sus paisanos costaleros la acompañaron al Camposanto en un multitudinario itinerario hacia un reencuentro en paz y amor con sus queridos padres, Fernando y Rosario.

Alberti nos pone el nudo en la garganta, nos la presenta y despide.

Tú eres el sueño del alba, la sábana de la aurora, desnuda a la madrugada.

Canta, Rocío del mar,
Rocío primero de la mañana.

Ansias de los lentos barcos, viento que llega y no pasa.

Canta, quédate en el sueño, quédate para siempre y no te vayas...

Rocío del mar de Cádiz, faro que nunca se apaga.

Canta siempre, amor Rocío...

Canta... Canta... Canta.... Canta...

MANUEL MONGE LORENZO.
This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it


Respuesta a Manuel

Querido Manuel: no estoy segura de haberte encontrado alguna vez en la página de La Más Grande¿ Fuiste vos quien llevó un ramo mío al cementerio? Esos son gestos imposibles de olvidar. Si no es así, te pido perdón por la confusión. De lo contrario te vuelvo a agradecer en nombre de mi flia.

De todas formas me emocionó mucho tu mensaje, tan cariñoso y respetuoso por nuestra querida Rocío. Aquí en Argentina se la quiere mucho. Mi flia y yo la queremos y la admiramos igual que a su esposo; hemos llorado mucho en estos días y nos quedó un vacío muy grande. Yo no puedo ver un video suyo sin sentir un nudo en la garganta y lágrimas en los ojos que nunca me dejan ver el final de la canción.

Te cuento que conozco Chipiona a través de Rocío, acá siempre hablaba de su pueblo. Pero aprendí a quererlos más ese viernes tan triste, cuando las manos llenas de flores y las lágrimas de los chipioneros eran también las mías, que desde tan lejos me sentí unida a ustedes. GRACIAS! por esos gestos que resumían el sentir de los que estamos lejos pero cerca de Rocío en nuestro corazón.

No conozco España, aunque estoy muy ligada a tu tierra porque mi abuela era española. Falleció hace muchos años y ahora vuelvo a perder con Rocío el pedacito que me ligaba a su tierra. Pero se que estan ustedes, cuidandola, arropandola y ella en el cielo junto a mi abuela, a quien le he pedido que si la tiene cerquita le de un beso de mi parte.

Bueno, no te molesto más, sólo quería darte las gracias a vos y a la gente de Chipiona por su calidad y calidez.

Todo mi cariño y el de mi flia,
ELIZABETH.


24 Jun 2006:


Por Cristina (desde Argentina)
Mi mejor recuerdo para una grande de verdad

Mi nombre es Cristina y soy de Pilar, un pueblo ubicado a 60 kilómetros de Buenos Aires, Argentina. Les escribo antes que nada para decirles que Argentina toda lamenta profundamente la partida de una de las mas grandes artistas de nuestro siglo, mi admirada Rocío Jurado. Durante todo este tiempo he querido expresar el cariño y la desazón que me produjo su fallecimiento, pero debo confesarles que me he quedado muy apenada al leer las infelices opiniones de personas muy desubicadas que han participado de otros foros, como por ejemplo los del diario El País, donde no solamente he leído opiniones fuera de lugar sobre Rocío misma, sino sobre quienes hemos opinado con total sinceridad sobre lo que Rocío ha significado para el pueblo argentino.

Por eso no quiero dejar pasar la oportunidad de escribir en este foro de su Chipiona natal, ciudad a la que tanto amaba, para decirles que los Argentinos nos mancomunamos con ustedes respecto del amor, el respeto y la admiración enorme que Rocío nos ha provocado siempre.

Hemos seguido por televisión su funeral y nos ha sorprendido y emocionado profundamente esa despedida como solo una grande como ella merecía tener. La ceremonia que se llevó a cabo en el Santuario de la Virgen de Regla ha sido inolvidable, pocas veces vista.

Como gran admiradora que he sido y seré por siempre de Rocío, les confieso que sueño un día poder llegarme hasta Chipiona para rendirle mi personal homenaje, porque imagino que cada calle de la ciudad debe tener un poquito de su vida y de su historia, además de ser una ciudad hermosísima.

Los abrazo con todo mi cariño,

Cristina Pilar,
Buenos Aires - Argentina
email: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it


28 Jun 2006:


Respuesta al poema de José R. González Aponte

Querido chipionero: soy Elizabeth y te escribo desde Argentina. Gracias por compartir con los que estamos lejos tu cariño por Rocío. Aquí la vamos a extrañar mucho. Es muy querida en mi flia y después de unos días tan angustiantes ha dejado un vacío muy grande. Nos conmueve el dolor de su flia y en especial del Maestro Ortega Cano, a quien también admiramos por su humanidad y su entereza. Te envío mi dirección, ya que no estoy en contacto con nadie de la linda tierra de Rocío, aunque sí con otros argentinos juradistas que la quieren y la llevan en el corazón, igual que yo.

Te envío mi cariño y el de mi flia.
ELI.


30 Jun 2006:



Por Eliza1390 (desde Argentina)
CARTA A UNA ESTRELLA DEL CIELO

Querida Rocío:

Estoy segura que ahora sabés cuánto te queremos
sin necesidad de decírtelo,
porque al mismo tiempo podés leer en el corazón de todos.

Ayer escuché a José decir que él y tus hijos
te buscan todas las noches
en la estrella más brillante del cielo
para estar más cerca tuyo.

Lo mismo hacemos los que estamos en ésta página:
nos unimos para buscarte en nuestros sentimientos compartidos,
en una canción,en una amistad,en una foto tuya,
y así extrañarte un poquito menos, sin conseguirlo.

Lo que sí hemos aprendido en estos días
es a "verte" en la gente que te quiere,
a "escucharte" en los pensamientos que José comparte con nosotros.

Y estamos tratando de entender que los ojos
son apenas unas ventanas chiquitas que no comprueban nada,
sólo el alma lo hace.

Hemos aprendido a abrir nuestras almas
y guardarte allí para siempre!!!

Con todo mi cariño,desde Argentina
ELIZABETH
This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it


Por Josefa (desde Colombia)
Viva Rocio Jurado. La màs grande.

Desde Colombia le damos nuestro sentido pesame al pueblo de España y Chipiona, Rocio fue una hija ilustre de España. Desde donde este sabemos que esta orgullosa por la respuesta que todos le hemos dado. Fue una gran trabajadora. Espero dejen descansar en paz su memoria.

Saludos a todos los que la admiran por su arte y valentia.


01 Jul 2006:


Por Zaragozanajuradista
Hace un mes, Rocío

Rocío, hoy hace un mes que nos dejaste, hoy hace un mes que alzaste el vuelo y pusiste a volar tus alas, no me preguntes adonde porque no lo sé, lo único que sé es que ahora estás sin duda en un lugar mejor, libre de dolor y de tanto sufrimiento, y también lo único que sé es que cada día que pasa yo te echo más de menos, me cuesta mucho levantarme por las mañanas y no encontrarte en los kioscos en los que a través de una portada de revista me sonríes cada mañana, no encontrarte en el canal de televisión a través del cual tu hermosa garganta de oro me hacía vibrar a cada segundo.

Me cuesta seguir adelante sin ti, mándame la fuerza necesaria para poder hacerlo, sin ti me siento perdida muchas veces, significabas tanto... a nadie se lo podré transmitir jamás porque eso hay que sentirlo, sin conocerte personalmente me hacías mucha falta Rocío, cuando estaba mal por algo que me había ocurrido me ponía tus canciones y como tenías canciones para todos los momentos de la vida enseguida me levantabas el ánimo, o me ponía tus vídeos y tu alegría y coherencia me hacía también reponerme, siempre encontraba en ti a una aliada, un hombro en el que sin tú saberlo me apoyaba siempre, ahora ya lo sabes, para mí eres lo más grande que existe, jamás existirá nadie como tú, y además tienes la suerte de ser andaluza, qué tierra tan preciosa y cómo la admiro, sobre todo admiro a tu gente, a tus vecinos los chipioneros, cómo te acogieron cuando llegaste, seguro que desde ese balcón del cielo en el que ahora nos estás mirando te habrás puesto muy contenta de ver cómo te queremos y lo solos que nos has dejado, sin duda ahora estarás cantando allá arriba, a lo mejor estás sacando discos, a lo mejor recibes más discos de oro y de platino como hiciste aquí. Algún día nos volveremos a encontrar y nunca más te dejaremos irte, jamás volverás a marcharte de nuestro lado, te tengo muy presente todos los días y tú me das la energía que necesito para poder continuar sin ti, cuando vaya este septiembre a Chipiona visitaré tus calles, esas calles que te vieron crecer y jugar, que te vieron tropezarte y caerte, que te vieron con tu primer amor, ese amor que nunca se olvida, ese primer beso que siempre llevas en tu corazón como un secreto inconfesable. Veré a esa Virgen de Regla a la que tanto amabas y venerabas y si me das permiso le echaré una pequeña bronquilla cuando esté frente a ella porque te tenía que haber dejado más tiempo con nosotros, soy consciente de que a Dios le hacía falta cerca una persona como tú, eres el mejor ángel que tiene, pero también nos hacías falta a nosotros Rocío, y que sepas que para mí la batalla no la has perdido ni mucho menos, en realidad que sepas que la has ganado porque para mí no eres una perdedora, para mí eres una luchadora nata y has vencido, la muerte lo único que ha conseguido es ocultarnos tu rostro y tu cuerpo, pero por otra parte ha salido perdiendo porque tú eres mucha mujer para ella, te ha convertido en mito, eso es lo que ha conseguido, te ha convertido en la mayor leyenda viva que ha existido jamás, te ha echado un pulso pero ella ha tenido todas las de perder porque ahora estás en un lugar privilegiado y te ha librado del dolor, eso es lo que ha conseguido, y también ha conseguido otra cosa que te cuento en secreto: ha conseguido que yo ya no la tenga miedo, ya no tengo miedo a que me visite algún día porque sé que al final del camino vas a estar esperándome, sé que nos vamos a encontrar y te voy a poder dar al fin ese abrazo que no pude darte aquí en la tierra, y entonces jamás volveremos a separarnos, jamás, tú espérame ahí que el día de mañana montaremos una gran juerga juntas, ya verás.

Te quiero un montón Rocío, española y chipionera universal, eres la mayor fortuna que ha tenido España, eres el mayor orgullo del mundo entero, ejemplo de coraje, fuerza, valentía, belleza y lucha. Espero que ahora sigas también así aunque yo no pueda verte de momento, pero todas las noches me asomo a la ventana y te veo brillar en el firmamento, la estrella que más brilla eres tú y en el fondo me siento feliz porque sé que eres lo más importante que hay ahí arriba, brillas más que nada y esa luz que desprendes es la luz de tu vida, la vida no ha hecho más que empezar Rocío, creeme, esto es un puro trámite lo que estamos haciendo ahora los que seguimos aquí, la vida ahora la tienes tú, la vida de verdad.

Cuidate mucho mi niña, te quiero, ya lo sabes, y un abrazo para todo tu pueblo que te adora, te queremos todos preciosa, un besazo.


Por Cristina (desde Buenos Aires)
Querida Paola,

Qué conmovedora carta le has escrito a nuestra admirada Rocío.... no tengo dudas que ella desde donde está debe sentirse muy emocionada al saber del profundo amor que su pueblo siente por ella...

Tus palabras conmueven profundamente y en ellas sin dudas se refleja el pensamiento de todos quienes sabemos quererla, respetarla y admirarla.

Y al leerte siento que nadie como gente de su propia sangre, nadie como su pueblo español para reflejar el sentimiento cabal que los embarga al hablar de su gran artista, de la más grande.

Hoy hace un mes de su partida y nosotros acá la estamos recordando con lo mejor que guarda nuestro corazón para ella, un mes es tan poquito que hasta pareciera como vos decís, que en cualquier momento la vamos a ver en algún programa de TV cantando, o en el balcón de su casa de Chipiona en la procesión de su querida Virgencita de Regla....

Aunque no tengo dudas que hoy nos mira desde la estrella más hermosa que sale todas las noches, es imposible negar cuánto se te extraña Rocío! Cuánto nos duele tu ausencia!

Les dejo a todos los Chipioneros un pequeño poemita que acabo de escribir y pido una oración para su alma....

MIRANDO UNA LINDA ESTRELLA
A ROCIO EN ELLA VI,
NUNCA HABRA OTRA MAS BELLA,
RELUCIENTE COMO AQUELLA
EN EL CIELO PARA MI

Un abrazo Paola y en vos a todos los Chipioneros.

Cristina


Por Eliza1390 (desde Argentina)
PARA LA FAMILIA DE ROCIO

Soy Elizabeth y les escribo desde Argentina, esperando que alguien pueda acercarles estas líneas.
No encuentro palabras para hacerles llegar mi cariño y el de mi flia. Estamos junto a Uds.en estos momentos, nos duele su dolor y su tristeza y sabemos que nada puede calmar esos sentimientos.

Pero nos acerca el cariño a Rocío, como artista y especialmente como persona por su calidad y calidez, por su sencillez y su humanidad, por ser buena gente y saber demostrarlo, por amar la vida y ser ejemplo de coraje y dignidad.

Como sabemos que su familia es lo más importante para Rocío, que los cuida desde el cielo, y no podemos desde tan lejos llevarle una flor, nos gustaría acercarles algo. Es un poema de SAN AGUSTIN, que es aquí un vocero, un portavoz de los que siempre están pero no podemos oírlos.

Por eso podemos poner a estos versos la voz de la persona que tanto extrañamos, aún sabiendo que no vamos a dejar de estar tristes ni de llorar por su ausencia. Pero podemos imaginarnos que es ella quien dice estas palabras:

No llores si me amas.
¡Si conocieras el don de Dios y lo que es el cielo!
¡Si pudieras oír el canto de los ángeles y verme entre ellos!
¡Si pudieras ver con tus ojos
los horizontes, los campos eternos
y los nuevos senderos que atravieso!
¡Si pudieras por un instante
contemplar como yo la belleza
ante la cual los astros palidecen!
Créeme:
Cuando la muerte venga a romper
tus ligaduras-como ha roto las mías-
y, cuando un día que Dios ha fijado
y conoce, tu alma venga a este cielo
en que te he precedido, ese día
volverás a ver a aquella que te amó
con todas las ternuras purificadas.
Volverás a verme, pero transfigurada,
avanzando contigo por los senderos
nuevos de la luz y de la vida,
bebiendo a los pies de Dios un néctar
del cual nadie se saciará jamás.
Por eso, no llores si me amas.

Les enviamos un beso grande, todo nuestro cariño y fortaleza, y para Rocío-a quien siempre vamos a querer mucho-un beso con alas que vuele al cielo.

Elizabeth y flia.


02 July 2006:


Por Zaragozanajuradista
Rocío la mayor estrella del cielo

Gracias Cristina por tus palabras, me alegra que te haya gustado mi carta hacia Rocío, tenía que expresarle en el día de ayer lo que sentía, todos los días siento lo mismo pero ayer era un día especial, estoy deseando ir a Chipiona para poder encontrarme de alguna manera con ella, no saben los chipioneros la suerte que tienen de poder tenerla ahí y de tener una paisana como ella, es increible.

Anímate Cristina y a ver cuándo vienes por aquí, que hay que conocer este pueblo maravilloso, quien lo ha visitado ya ha venido muy contento porque dicen que es increible lo que la quieren allí sus gentes, y no es para menos, Rocío ERES LA MAYOR ESTRELLA DEL CIELO, te quiero guapa, siempre estarás con nosotros aunque ahora no podamos verte, pero sé que estás ahí.

Un besazo a todos y en especial a mi amiga Cristina que siempre está ahí leyendo y apoyando lo que escribo, gracias amiga por tus palabras, me reconfortan. Y gracias también a todos los chipioneros, cuidádmela mucho que cuando vaya quiero encontrarlo todo en orden ¿eh?, jeje, es bromaaaa, que ya sé que la adorais.

TE QUIERO ROCÍO, NO CAMBIES NUNCA PRECIOSA ALLÁ DONDE ESTÉS.


Por Cristina
Querida Paola,

Estaba leyendo que ayer la misa por Rocío en Sevilla congregó a más de 3000 personas... una cosa impresionante verdad?

Imagino que habrá sido por demás de emocionante, todas las anécdotas que contó Carlos Amigo sobre la fe cristiana de Rocío

Me gustaría rescatar sus palabras "El cardenal Carlos Amigo exaltó la vida, en contraposición a la muerte que "aunque con su poderío no puede con el recuerdo" y se refirió a los dos faros de Chipiona, el del puerto y el del santuario en una homilía que terminó con el añadido de un tercer faro: "Rocío Jurado". Una emotiva homilía en la que resaltó la profunda fe de la cantante: "Vivió en fidelidad al bautismo". Hubo momentos para las anécdotas y los recuerdos. "De pequeña fue regañada por un fraile franciscano del Santuario de Regla por acercarse mucho a la Virgen –refirió el purpurado–, una imagen que ha llevado consigo toda la vida como guía".

Y por sobre todas las cosas imagino que el punto de máxima emoción lo debe haber dado el coro cuando interpretó "Como una ola" (personalmente mi canción preferida). Cuánta emoción envuelta en tantos recuerdos verdad?

Yo creo que ayer, todos sus admiradores hemos estado allí, en esa Catedral junto a los suyos, con nuestro corazón puesto en Rocío, formando parte de esa legión enorme de personas que la amamos y admiramos profundamente.

Como te dije antes, me encantaría ir a Chipiona, sobre todo en septiembre, donde se llevará a cabo la procesión de su querida Morenita de Regla, porque ya lo adelantó el Alcalde, será una procesión muy especial, aunque no tengo dudas que Rocío ya descansa al lado de su amada Virgen de Regla.

Sé que algún día podré visitar ese maravilloso lugar, no ahora por mis obligaciones acá en Buenos Aires, pero se que iré a llevarle flores a La Más Grande personalmente alguna vez...

Un abrazo grande Paola, y felicitaciones por tu admiración sin límites.

Cristina


Por Paolita
Mi viaje deseado a Chipiona

Por fin pude hacer realidad mi sueño: viajar hasta Chipiona el día 8 de septiembre, día además especial por ser el día de la patrona, la preciosa Virgen de Regla que tanto me impresionó al verla desfilar por la Avenida que lleva su nombre.

Llegué tempranito, sobre las diez de la mañana más o menos y lo primero que hice fue acercarme al cementerio municipal San José a ponerle un ramo precioso de flores blancas que compré para mi Rocío y a estar un ratito con ella. Le llevé también unas cintas de la Virgen del Pilar, una tarjetita que le escribí y unas fotos que hice el día del Pilar a la Virgen. Os podeis imaginar que ése fue el peor trago que pasé en todo el día porque fue un palo muy grande, aunque para mí ya os digo que en realidad Rocío no está ahí, Rocío está mirándonos a todos desde un lugar mejor, estoy totalmente convencida.

Quiero dar muy especialmente las gracias a mi amiga Lola del alma, porque gracias a ella pude ver todas las cosas que siempre quise en Chipiona, me llevó a sitios realmente maravillosos, me lo pasé genial con ella y me divertí muchísimo porque también la quiero muchísimo, ella fue muy amable conmigo y con mi familia y nos llevó en su coche a recorrer casi todo el pueblo: me llevó al Santuario donde compré bastantes cosas para llevarme de recuerdo, me llevó a la casa de Rocío situada en la Avenida de Regla donde pude escribirle varias cosas en las baldosas (casi sin sitio porque está repleto de frases dedicadas a ella), me llevó a la casa donde nació Rocío, al faro, a la playa de las Canteras, a la Cruz del mar, al castillito donde harán el futuro museo de Rocío, me llevó también a la calle Isaac Peral donde pude ver por fuera el bar El Tani, me llevó al restaurante El Gato donde comí más tarde con mi familia y allí en el salón dedicado a Rocío tuve la oportunidad de hacerme fotos con Antonio y con Lola y con mi familia, me llevó a la playa de Regla, me llevó a la casa donde vivieron los abuelos paternos de Rocío y a la panadería que tienen unos primos suyos...

En fin, lo pasé genial y pude comprobar la gran hospitalidad que nace de ese pueblo y lo buena gente que sois, realmente Chipiona me robó el corazón del todo, digamos que ya lo conocía bastante porque ya sabeis que Rocío siempre hablaba de su pueblo y se le llenaba la boca hablando de él a todas horas, pero ahora entiendo realmente por qué ella moría por Chipiona, sois una gente encantadora y teneis un pueblo realmente bello, muy bonito y una patrona preciosa, vi la procesión debajo de la casa de Rocío y os puedo asegurar que sentí una emoción tremenda al ver desfilar a la Virgen que tanto amais y que tanto amaba ella, pero también fue otro momento muy duro porque ella no estaba en ese balcón para verla.

Quiero dar las gracias también a los costaleros que transportaron a la Virgen en su recorrido procesional, creo que fuisteis los mismos que llevasteis el féretro de Rocío hasta el cementerio, muchas gracias a todos por hacerle ese homenaje tan bonito a Rocío y cantear a la morenita para que mirara a su balcón, sé que la Virgen ese día salió triste porque Rocío no estaba mirándola, pero quiero agradeceros ese gesto tan hermoso que tuvisteis y que me hizo llorar hasta jartarme como decís vosotros, jaja, y por lo que ponía en vuestras camisetas (algo así como Homenaje a Rocío, o Va por ti Rocío, no recuerdo bien), gracias chicos, gracias por hacerme pasar un rato tan bello y por regalar ese gesto a Rocío, estoy segura que donde quiera que esté lloró de alegría al verlo, porque no estaba físicamente pero espiritualmente sé que estaba asomada a ese balcón, gracias.

Y gracias una vez más a mi Lola, a mi gran amiga que la quiero un montón y nunca sabré cómo agradecerle lo que hizo por mí, me hizo pasar momentos mágicos y me hizo sentirme como una más de Chipiona, gracias Loli, eres la mejor y te quiero mucho, espérame para los carnavales que será mi próxima cita con Chipiona, eres magnífica, guapa.

Fue un viaje mágico, gracias a todos en general por hacerme sentir tan bien, estar entre vosotros fue lo mejor que me podía pasar, os aseguro que llevaba mucho tiempo deseando ese viaje y ahora ya estoy deseando que llegue febrero para volver en carnavales, nunca los he vivido y me consta que son preciosos.

GRACIAS con mayúsculas, GRACIAS, sois un pueblo excelente, precioso, y os defenderé siempre contra todo lo que puedan decir.

OS QUIERO A TODOS, GRACIAS!!

corregido por el webmaster


Edgar Botella Tormos - 4 dic 2006

Hola a todo el mundo y en especial al pueblo de Chipiona. Cuantas veces sueño con poder hacer un viaje y ir a Chipiona aconocer el pueblo y a llevar un ramo de flores a la virgen de Regla y a ROCIO JURADO. cuantas? no se , muchas. sueño algún día en poder subirme a un escenario y poder cantar y bailar , pero hasta que llegue ese dia me queda mucho tiempo y muchas lluvias , pienso yo.

Gracias a ROCIO JURADO he podido conocer la copla vestida de gala, a la paloma blanca, a las olas que rondan mi vida, a las vibraciones que siente mi corazón y mi alma al escucharla cantar, a todo.

Gracias a ti ROCÍO, porque cada dia que me levanto te veo en mi mirada, en mi espejo, en mi sentir , en mi garganta...

Ante toda CHIPIONA, !!!! GRACIAS !!!!
Ante el cielo entero, GRACIAS.
Ante la virgen de Regla, GRACIAS.
Ante la virgen del Rocío, GRACIAS.
Ante ROCÍO JURADO:
mi corazón va contigo y siempre seguirá.
mi sangre, de tierras valencianas,
pero mi alma,
en Andalucía está.
Hay, Andalucía,
cuantas veces te miraré
y me arrancarás
un quegío de mi voz,
cuantas veces pensaré en ti
sin poder cantarte una copla,
cuantas veces soñaré contigo
sin que mi voz te susurra
!! gracias por hacer que te quiera tanto!!.
Edgar Botella Tormos

Tuesday, 27 July 2010 22:21

Noticias sobre Rocío Jurado por Antonio Burgos

Written by admin

de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras 

Rocío cumple un año

(Por abc.es) Antonio Burgos 01/06/2007

Antionio BurgosROCÍO, que era una mujer de fe, y que se lo pregunten, si no, a la Virgen de Regla, a la que ahora le está cantando la Salve Marinera eternamente junto a su santuario, con el acompañamiento de la música de las olas y el crujido de la mar chipionera, sabía que la muerte no es el final. Es el principio. Y para quien lo dude, ahí queda el nombre puesto. He escrito su solo nombre, Rocío, y no ha sido necesario ni el apellido. Y como la muerte no es el final, sino el principio, hoy es el cumpleaños de Rocío.

El cumpleaños de Rocío Mohedano Jurado, incluso el cumpleaños de la artista Rocío Jurado, era el 18 de septiembre, y eso que las diosas no tienen edad y no hay taco de almanaque que lo pueda demostrar, anda que no, anda que no. Esa fecha se ha olvidado. La vida tiró a las aguas de la Cruz del Mar el anillo con esa fecha por dentro. Para que celebráramos este gozoso cumpleaños de hoy. Hoy es cumpleaños de Rocío a secas. Su primer cumpleaños. Hoy hace un año que, como la muerte no es el final, murió Rocío Mohedano Jurado y nació el mito Rocío. La vieja radio de cretona, la fábrica de sueños para la niña del zapatero que quería ser artista, le está dedicando en el programa del oyente un disco de clavel y de ola:

-Al mito Rocío, al cumplir su primer añito...
Y los que vendrán. Hace un año, cuando dejábamos a Rocío ya para siempre junto la luz de moscatel y rosas de su tierra, no podíamos ni imaginar que su figura se iba a agigantar de esta manera. Ahora es cuando se ha echado de verdad a volar la paloma brava de su voz, cuando se escucha más que nunca. Ahora supe toda la verdad, señora de la canción. Día que pasa es más grande. Nunca estuvo tan fresco el clavel, el rojo, rojo clavel. Nunca hubo bajamar para esa ola que llegó a la vida de la canción. Y decían que la copla estaba muerta... Rocío no solamente le dio vida, sino que hizo inmortales las que fueron un día sus coplas nuevas. Ni la copla está muerta ni Rocío nos ha dejado. Nos ha podido dejar Rocío Mohedano, pero Rocío, el mito Rocío, que apenas ha cumplido un año de vida imperecedera, sí que es cada día más grande, más largo, más hondo, más jondo, y de alto, ni te cuento, porque su voz resuena en el cóncavo escenario de las marismas azules que se pierden en el cielo.

Hay veces en que se muere un artista y como eran agentes de relaciones públicas de sí mismos, a los dos meses de haberse ido es como si nunca hubieran existido.

Nadie se acuerda de sus pinturas, de sus libros, de sus esculturas, de sus canciones, de sus películas. Es justo lo contrario que le ha ocurrido a Rocío. Su figura se ha agrandado en este año. Su voz suena como si estuviera viva. Porque lo está. Su voz es ya la banda sonora de la memoria de la canción en España durante el siglo XX. «Se canta lo que se pierde», escribió el hermano de Manuel Machado. En el caso de Rocío, lo perdido canta por sí mismo en la memoria del corazón. La que se fue nos sigue cantando porque no la hemos perdido. La hemos ganado para lo imperecedero. Ya no se trata del disco más vendido de la semana: es la canción más recordada de un tiempo. No me meto en la callejuela sin salida del canallerío al uso en estos días, pero sencillamente pregunto: de las otras que fueron y que estuvieron, ¿qué se hizo? ¿Qué radio de cretona sigue recordando sus canciones? En cambio nunca sonaron tan vivas como ahora las creaciones de Rocío, viva el pasodoble. Viva el pasodoble del arte, que es el que queda, agrandado por el tiempo en este cabo de año, y es el que además permite y propicia la interesada profanación de la tumba de la memoria de la artista, que muchos perpetran en esta hora. ¿Y la herencia? ¿Qué herencia? La herencia es la memoria de su voz. Todos somos los herederos de Rocío. Diga lo que diga la escritura de un notarío. Aunque la albaceas diga misa, España entera es la heredera universal de una sonrisa, de una alegría, de la memoria de una voz, del recuerdo ejemplar de la lucha de una mujer contra su muerte, del testimonio de dar la batalla hablando de su fe, de sus principios, de sus valores, de su Virgen de Regla que está en Chipiona y en la marisma, Blanca Paloma. Como la muerte no es el final, el mito Rocío no ha hecho más que empezar. Y como cumple su primer añito, y yo le dedico este disco del oyente como un rojo, rojo clavel en la radio de cretona.



Se presento en Sevilla el libro de Antonio Burgos sobre Rocio Jurado

(Por Sevilla Press) 10/05/2007

La amistad entre Rocío Jurado y el escritor Antonio Burgos estaba llena de claves y un lenguaje muy particular. Burgos ha querido desvelarlos para acercarnos a la figura de la mujer, la luchadora incansable que había detrás de la estrella.

Isabel Herce, Antonio Burgos, Ortega Cano y Gloria Mohedano Rocío y Antonio compartían un pasado común, ella una niña que creció en Chipiona, él un chiquillo que veraneaba en Rota, dos seguidores de la radio de Cretona y dos personas con una gran capacidad de observación y memoria prodigiosa. Se encontraron en un punto de sus vidas, ya de adultos ,y desde entonces creció la complicidad y la amistad

Rocío Jurado nunca dejó de ser Rocío Mohedano, “la chipionera”, y quizás ahí estaba el secreto de su éxito, siempre mirando el futuro sin olvidar su pasado. Ayer en el Hotel Alfonso XIII el libro “Rocío, ay mi rocío”, editado por La esfera de los libros, era presentado oficialmente a los medios y contó con dos presencias especiales, Gloria Mohedano, la hermana de la artista, y José Ortega Cano, el esposo. Fue un acto multitudinario pero muy íntimo al mismo tiempo, en primera fila el torero Curro Romero y su esposa Carmen Tello junto a Isabel Herce, la esposa de Burgos y con quién Rocío tenía una gran amistad. Antonio ha sido también biógrafo del Faraón de Camas, y de Juanito Valderrama y además es el autor del pasodoble dedicado a Ortega Cano, “Va por usted”, que la cantante incluía siempre en su repertorio.

Esta fue la primera vez que Gloria, que tras el fallecimiento de su hermana, hablaba en público y con los medios de comunicación. Ella, que siempre ha permanecido en un segundo plano, ha declinado multitud de peticiones de entrevistas, pero “no podía decirle que no a Antonio, primero por mi amistad y la admiración que siento por él, y segundo porque se lo debía a mi hermana”. Gloria estuvo tres días sin dormir desde que decidió hacer la presentación del libro, la ayudó a redactar sus palabras su hija pequeña, Rocío , que estudia periodismo. El libro cuenta las anécdotas y vivencias que Antonio tuvo con Rocío y reune también una recopilación de las letras de sus canciones. Gloria confesó ante el público que la deuda que el escritor contrajo con Rocío cuando esta le pedía que tenía que escribir su vida estaba saldada y “seguro que ella estará diciendo, míralo con lo recortaíto que es y lo que encierra”.

La relación entre la familia Mohedano-Ortega sigue siendo muy estrecha, José se deshizo en elogios hacia su cuñada “El juicio de Gloria era muy importante para mi mujer, la persona que más he querido en mi vida y sigo queriendo”. La hermana de la cantante también quiso agradecer a Jose y “a toda su familia el cariño que siempre nos han mostrado, tanto a mi hermana como a toda mi familia”.

Hubo risas y lágrimas evocando recuerdos, alusiones a la publicidad de “•Norit el borreguito”, que siempre le cantaba Rocío a su Antonio y Gloria definió la obra como “un libro para los juradistas y para los que no lo son porque se habla de la artista y del ser humano, pienso que mi hermana era una persona a la que merecía la pena conocer”.

El periodista y escritor Antonio Burgos dijo hoy que su libro “Rocío, ay, mi Rocío. Una historia sentimental” (La Esfera de los Libros), sobre Rocío Jurado, “no es una biografía al uso sino un retrato apasionado de Rocío, más que de Rocío Jurado, de Rocío Mohedano”.

Este libro, según su autor, trata más que de la artista, Rocío Jurado, del ser humano, Rocío Mohedano, “de aquella niña de Chipiona, que quería ser artista y se pegaba a la radio, porque era de la generación de la radio”.

En la presentación a la prensa del libro, acompañado por su viudo, el torero José Ortega Cano; la hermana de la artista Gloria Mohedano, por su editora, Ymelda Navajo, y por el torero Curro Romero, que asistió a la presentación sentado entre los periodistas, Burgos advirtió que “no es un libro del corazón, sino escrito con el corazón”.

También definió la obra “como un homenaje a la más grande, la más larga, la más honda y la más jonda” y que Rocío Jurado, si en lo personal era “generosa, espléndida, excesiva en todo y arrebatadora”, en lo artístico “era como una navaja suiza” y cantaba temas de Barbra Streisand, Frank Sinatra o La Niña de los Peines porque “lo dominaba todo”.

Burgos confesó que su obra “quizás no sea un libro, sino un clavel, un rojo, rojo clavel” y explicó con humor que, como este libro lo habían proyectado entre la artista y él, desde que Rocío Jurado murió “era como si me hubiera mandado al cobrador del frac para hacer este libro”, si bien, añadió, en última instancia fue Ortega Cano quien le pidió que lo escribiera él solo.

El viudo de la artista recordó que Rocío Jurado “llenaba ella sola los escenarios por más grandes que fueran, “tuteo al duende”, fue una mujer autodidacta y preocupada por cultivarse a sí misma y siempre trató de que “la intelectualidad estuviera cerca de copla”, a la vez que confió en que, de igual modo, sean los intelectuales quienes defiendan la fiesta de los toros.

Ortega Cano, que confesó que siente “su aura y su protección” de Rocío Jurado en esta nueva etapa como torero, recordó que su mujer siempre atendía a todos y que después de una gala o de cualquier actuación saludaba a todos los que querían saludarla y se veían obligados a cenar bien entrada la madrugada.

El torero, que aprovechó la presentación del libro para dar las gracias por la concesión del título de Hija Adoptiva de Sevilla a Rocío Jurado y porque el auditorio al aire libre de la ciudad de Sevilla lleve el nombre de la artista, recordó que su mujer tenía su propio “Club de los Antonios”, integrado por Burgos, Mingote, Gala, Murciano, Ordóñez y Muñoz Cariñanos (médico otorrinolaringólogo que la atendía y que fue asesinado por ETA).

Gloria Mohedano confesó haber llorado —hasta el punto de no haber podido concluir algún capítulo—, haber sonreído y haber reído con la lectura de este libro, que recoge vivencias comunes a su autor y a la artista.

También dijo que la memoria de Burgos “es fresca” y no puede proporcionar más detalles de cómo era su hermana y de muchas de esas vivencias, a la vez que aseguró que estas páginas encierran “mucha verdad, y momentos irrepetibles”.

La editora de La Esfera de los Libros, Ymelda Navajo, recordó que éste es el octavo libro que Antonio Burgos publica en este sello y que de los anteriores ha superado los 150.000 ejemplares vendidos.

Burgos ha aunado en este libro “sus grandes dotes de narrador, poeta y ensayista”, según Navajo, quien recordó también el deseo de Rocío Jurado de que Burgos escribiera su biografía, lo que no fue posible por la enfermedad y muerte de la artista.

SINOPSIS:

Pocos días antes de morir, Rocío Jurado le dijo a su amigo Antonio Burgos, cuando la visitaba por última vez en su casa de La Moraleja: «Ahora ya, en cuanto me ponga una mijita mejor, te vas a venir una semanita con Isabel, tu mujer, a Yerbabuena, y allí verás tú cómo te cuento todo lo que quiero decirte para ese libro que tenemos que hacer y que yo no quiero que escriba nadie que no seas tú. Verás tú qué libro más bonito nos va a salir…».

La muerte impidió aquel relato en primera persona, al modo como el escritor reconstruyó en otros libros la vida de Curro Romero o de Juanito Valderrama. Por eso esta «historia sentimental» es el pago de esa deuda de amistad y gratitud del autor con la cantante: el libro que Rocío Jurado quería que le escribiera Antonio Burgos. Sus páginas reconstruyen los recuerdos de cuanto a lo largo de los años, en la cercanía de la amistad, le fue contando la artista sobre su vida y cuanto junto a ella pudo observar sobre su modo de ver el mundo y de entender el arte. Más que una biografía al uso o un estudio sobre su inmenso y diverso repertorio artístico, este relato novelado es un tributo de homenaje, en el que la personalidad y la calidad humana de la artista, por encima del mito de la estrella, quedan cercana y entrañablemente reflejadas en sus anécdotas, en los rasgos de su personalidad arrolladora, en su entorno familiar, en sus recuerdos de niña de Chipiona o en su inconfundible gracia y su fuerza a la hora de contar historias y de evocar todo un tiempo de España.

El libro se complementa con una selección antológica de las canciones que marcaron la carrera artística de la Chipionera: casi cien letras escritas para ella por autores como Rafael de León, Manuel Alejandro, José Luis Perales o Juan Pardo, entre otros muchos, así como los clásicos del cante flamenco y de la copla que Rocío Jurado recreó con su personal estilo y con el poderío de su voz.

Con este libro, Antonio Burgos culmina su trilogía sobre personajes míticos de las artes populares andaluzas, en la que ya publicó la biografía de un torero, Curro Romero, la esencia, la de un cantaor, Juanito Valderrama: mi España querida, y ahora la de la gran intérprete de la canción, Rocío, ay, mi Rocío.

EL LIBRO

Rocío, ay, mi Rocío
Una historia sentimental
Antonio Burgos
________________________________________
«Eras, eres, seguirás siendo la paloma brava que abrazaba mundos enteros con los vientos de tus alas. Eras, eres, seguirás siempre siendo como una ola de gracia y de entrega a tu gente, que eran como todos tus públicos como de la familia. Eras, eres, seguirás siempre siendo un clavel tan encendido que hasta el fuego lo quemabas con tu condición generosa y desprendida».

Antonio Burgos culmina con su particular homenaje a Rocío Jurado la trilogía de personajes míticos de las artes populares andaluzas que comenzara con Curro Romero y Juanito Valderrama. Este tributo evoca los gratos momentos que la artista chipionera y el escritor mantuvieron durante tantos años. Largas conversaciones en cenas, comidas, encuentros, llamadas de teléfono… en las que se vislumbraba un libro en el que Rocío relatara en primera persona sus recuerdos, pero que se vio truncado con la trágica y mortal enfermedad que se llevó a una de esas estrellas que brillan con luz propia. Su fallecimiento consternó a todo un país y dejó una herida honda una gran parte del mundo.
«El viejo deseo de Rocío de que yo le escribiera este libro. Me habló de este libro durante años y años. Unas veces por esto y otras por aquello, nunca lo empezamos. Hasta después de dar a conocer en la rueda de prensa de la Valentía, con aquella entereza, que tenía un cáncer, horas antes de entrar por primera vez en el quirófano, de aquel momento de la verdad. Rocío Jurado tuvo la deferencia de llamarme por teléfono para felicitarme por mi regreso como articulista a ABC. Nunca la oí más llena de vida. Ni más ganas de que este libro se escribiera: -Que en cuanto salga de la clínica tenemos que hacer mi libro…»

Una obra que llegó después de su muerte, pero en la que el escritor muestra su cariño, afecto, gratitud y reconocimiento más sincero a la que siempre ha considerado por encima de todo una buena amiga. «Te digo simplemente, Rocío, ay, mi Rocío, que este libro es el pago de aquella deuda. No la de escribir un libro. La otra. La deuda de la amistad que me diste, de la vida que me contaste, de la alegría de tus recuerdos que me contagiaste, de la cercanía de tu gracia, donde me permitiste estar tantos días, tantas horas a lo largo de tantos años, con tanta gente común querida».

Que no daría yo…

«Me ha dicho la Luna, niña Rocío, que si amanece y ves que estás dormida, como lo estabas en Chipiona aquella noche que llegaste envuelta en tus dos banderas, la de España y la de Andalucía, que no era precisamente el día de la bulería, es ni tan siquiera embiste el toro de la pena, sino que la vida, rojo, rojo clavel, no hecho más que empezar. La larga vida de la inmutabilidad del arte. Si no cumplías años, porque como Pastora, como Lola, como Concha, como Juana, las grandes entre las grandes, muy especialmente las diosas romanas de la Bética, y más si son paisanas de Escipión, no tiene edad ni tacos de almanaque que lo puedan reflejar, ¿cómo íbamos a sacar una paleta para ir aquella mañana de jacarandas y buganvillas, de magnolios y amapolas a tu debú en el teatro de la muerte».

Antonio Burgos coloca a Rocío entre las más grandes voces e intérpretes de la copla y el flamenco, porque, además de ya ser una evidencia, el tiempo pondrá a Rocío Jurado -«La Voz»- en lo más alto del ránking. «Que no daría yo, niña Rocío de luna blanca, caricia y poderío de tu voz. Tu voz que queda. El no sé qué que queda balbuciendo, a compás de bulería. Pues me ha dicho la luna que si amanece y ves que estás dormida, tu Yemayá de moscatel, tu virgen de Regla, hará el milagro de que sigamos oliendo la misma flor de tu voz muchas, muchas primaveras».

El articulista tampoco escatima elogios al poderío artístico de la chipionera, para la que no había género musical que se le resistiera: «Porque no te dio por la ópera, niña, que, si no, hubieras mandado a María Callas y a Monserrat Caballé, a las dos juntitas, ea, a los albañiles. Porque te dio por el flamenco que corría por las venas de tu padre Fernando, porque te dio por la dulzura de las coplas que tu madre Rosario te cantaba como ahora nos las dices tú al oído a todos nosotros, desde el dulce sueño de la inmortalidad del arte, a la memoria de este pueblo que te pondrá, y si no, al tiempo, muy por encima de todo. Tú sí que serás La Voz».

Pastora Imperio

Rocío era capaz de atreverse con cualquier cante desde bien jovencita, una capacidad que estaba precedida por su facilidad para el flamenco, sin lugar a dudas uno de los géneros preferidos. Lo llevaba en los genes, en la sangre, en el corazón… era parte de su ser. La chipionera se formó en la universidad de los tablaos, los más importantes de Sevilla, como el de Adelita Domingo, en donde se forjó como artista y como persona. Y enseguida Sevilla se le quedó pequeña: «El cante y el billete a Madrid la sacaron de trabajar de temporera en el campo de Chipiona, de llevar con sus manos el dinero a casa, donde tanta falta hacía desde que se murió su padre (…). El primer éxito de Rocío fue seguir su vocación. Lo del Evangelio, aplicado a su amor por el cante: “Deja cuanto tienes y sígueme”».

Y pronto conoció a una de las más grandes, Pastora Imperio, que quedó sorprendida del arte de la chipionera: «Todos quedaron maravillados con la actuación de la Jurado y Pastora decidió ponerla inmediatamente como atracción del tablao (El Duende)».

Caracol

Como le sucedió antes con Chipiona, El Duende se Sevilla se le quedó chico a la estrella, que «pronto pasó a otro tablao, de más éxito, donde había más dinero, más comercial, que Manolo Caracol acababa de abrir en la calle Barbieri: Los Canasteros». Ella era una belleza andaluza, delgada, y con la inocencia habitual de su edad.

«Rocío iba aprendiendo, junto a los cantes, estos sabores de la vida, los peligros de la carne, de espantar moscones. Y a ser menos cándida. Muchas veces, desde el tablao, salía bolos particulares. Salidas del cuadro, con dos cantaores y un guitarrista, para actuar en una fiestecita privada, en alguna buena casa de Madrid, en alguna embajada de un país hispanoamericano. A Rocío siempre la llevaban. Era tan finita, tan guapa, que las señoras de la casa siempre la acogían con ternura… Eran una forma de alternar en sociedad. Rocío escuchaba las bromas, los cuchicheos, las maledicencias de aquellas señoras. Los chistes. Tan poca maldad tenía, tan inocente era, tan poco picardeada estaba, que oía un chiste verderón y no sabía quizá el sentido que tenía».

Rocío es cojonuda en el Teatro Pemán

Convertida ya en una estrella, triunfante en los escenarios de más de medio mundo, Jurado era más ella que nunca cuando actuaba en Sevilla o en Cádiz, sobre todo en el Teatro Pemán, donde no pudo acudir a su última cita en 2004 porque un dolor profundo y premonitor le impidió estar con su gente de la Tacita de Plata. Rocío intuyó que aquello no era nada bueno y enseguida se puso en manos de los médicos para atajar la enfermedad. «No sabíamos aquel día de 2004 que ya no íbamos a volver a ver a Rocío cantando en los veranos de jazmines de su Teatro Pemán de Cádiz. Que aquel libro que desde el hospital me volvía a recordar que teníamos que hacer juntos iba a tener que convertirse en esta historia sentimental, en este largo recuerdo de sus genialidades. De su forma de hablar. De su gracia. Gracia de nuestro Cádiz…».

En aquel escenario, Jurado se transformaba. Ante miles de seguidores, muchos llegados de Chipiona en autocares, la gaditana mostraba su cara más humana: «Esa era la verdadera, la auténtica, la intransferible Rocío humana, cercana, alejada del divismo. Y por eso la querían tanto en Cádiz. Cada vez que actuaba en el Teatro Pemán, todos los veranos, sin faltar uno, de Chipiona venían autobuses y más autobuses, con todas sus paisanas. Las partidarias de Rocío ocupaban siempre las primeras filas del auditorio, y casi ni la dejaban cantar, jaleándola y aplaudiéndola. Pues iba a empezar una canción, la orquesta dirigida por el maestro Gas atacaba la falseta de introducción, y las partidarias se ponían a gritar, como si estuvieran en un campo de fútbol, en el Estadio Carranza mismo: -¡Rocío, Rocío, Rocío es cojonuda, como Rocío, no hay ninguna! La reacción de la artista era instantánea. Tras parar la orquesta pedía a sus fans que no la sacaran más los colores con esos vítores, sentía vergüenza, después de tantos años de éxitos. De verdad que “era cojonuda”».

Enciclopedia de la copla

Jurado era, además de una magnífica cantante e intérprete, una verdadera enciclopedia de la copla. Dice Antonio Burgos en Rocío, ay, mi Rocío que se lo sabía todo «de aquí a Filipinas». Con sólo dos palabras de una canción, era capaz de recordar estrofas y estribillo y cantarse el tema completo. Un tesoro de sabiduría musical, que a muchos sorprendería.

«Si en algo siento ahora no haber podido escribir este libro a base de lo que Rocío me fuera contando de sus recuerdos, es por lo que no pudo ser (y además es imposible) de haber recogido todo su saber enciclopédico sobre el género y su artista. Se sabía de memoria, sin pestañear, no sólo la letra de las canciones, sus intérpretes y sus autores, sino a qué espectáculo pertenecían, quién la había estrenado y a lo mejor hasta en qué teatro de qué ciudad».

Ortega Cano

Burgos explica que conoció a la Rocío soltera, a la Rocío casada con Pedro Carrasco, a la separada y a la enamorada y esposa de Ortega Cano. Testigo de los sabores y sinsabores del corazón de la chipionera, el autor dedica uno de los capítulos de su libro a la historia de amor entre la artista y el torero, un romance entre las dos artes tantas veces repetido en la Historia. «Se enteró pronto España entera de aquel amor a voces. A Rocío se le veía ilusionada», dice el escritor porque el amor de ambos era público y notorio desde el principio. Rocío estaba enamorada hasta las trancas del torero, que un año después sigue lamiendo las heridas profundas que deja el haber amado a una mujer tan grande artista como compañera en el viaje de la vida.

Lucha, lucha, lucha

Además de su categoría profesional y humana, Rocío será recordada siempre por la entereza que mostró a lo largo de toda su enfermedad. Una lucha constante que arrancó el verano de 2004, continúo en las distintas intervenciones quirúrgicas a las que fue sometida en España y en Houston y en los dolorosos tratamientos. «Desde aquella rueda de prensa en el jardín de su casa de La Moraleja, cuando cogió por los cuernos al negro toro del cáncer y lo llamó por su nombre, por su hierro, por su número, por su pelo y por sus señales, Rocío Jurado fue un ejemplo admirable, un espejo de coraje, una brújula de confianza para miles de enfermos oncológicos de ambos lados de la atlántica mar de su Chipiona.»

Tal y como relata uno de sus temas más conocidos -Lucha, lucha, lucha-, la gaditana no dejó que la enfermedad se apoderara anímicamente de ella. Siempre echó el resto como confesó a todos sus amigos y ante millones de espectadores en la última entrevista concedida a un medio de comunicación, en el programa de entrevistas de Jesús Quintero.

Se iría de este mundo, pero por lo menos habría hecho todo lo posible por vencer el mal: «Lucha, lucha, lucha, el lema del estribillo famoso de su canción triunfal, con la que dio la vuelta al mundo en sus últimos recitales, fue como un himno guerrero para la batalla del ánimo contra la desesperación y el dolor de muchas gentes. A la clínica de Houston le llegaban a Rocío los ecos de esas voces de resistencia frente a la adversidad, de personas que estaban en semejantes circunstancias y no se atrevían ni a someterse a la necesaria intervención quirúrgica ni a la lucha contra la enfermedad para algunos innombrable, pero que, al ver su coraje, su determinación, su firmeza, habían decidido seguir su ejemplo y atajar el mal en corto y por derecho».

«Por las largas avenidas donde una niña juntaba los doblones de oro que el sol le daba, se oía ese silencio sonoro. El de su gente. Había toreros, cantantes, flamencos, políticos, pintores. Estaban los que le cosieron telas y los que le cosieron versos y compases. Y estaba su gente. Y estaba su mar. Ya la traen, paso racheado de la cuadrilla de Regla, bajo el palio de un azul de marismas rocieras del cielo. Y desde aquí, desde los cipreses del cementerio de San José, oigo el silencio sonoro que proclamó el obispo con la Palabra de la que Rocío dio testimonio, cantándola y viviéndola. Hasta se ha parado el viento.»

Con estas palabras culmina Antonio Burgos este Rocío, ay, mi Rocío, que se complementa con una selección antológica de las canciones que marcaron la carrera artística de la Jurado, casi cien letras escritas para ella por grandes autores, así como los clásicos del flamenco y la copla que ella recreó con su personal estilo y su poderosa voz.

EL AUTOR

Con este libro, Antonio Burgos culmina su trilogía sobre personajes míticos de las artes populares andaluzas, en la que ya publicó la biografía de un torero, Curro Romero, la esencia, la de un cantaor, Juanito Valderrama: mi España querida, y ahora la de la gran intérprete de la canción, Rocío, ay, mi Rocío.

Es sevillano, Hijo Adoptivo de Cádiz, numerario de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras. Se inició literariamente como poeta con el libro Palabra en el vacío, publicado en la colección Alcaraván con prólogo de Rafael Montesinos. Es uno de los primeros articulistas españoles, por su estilo propio y su indiscutible maestría, avalada por premios como el Mariano de Cavia, el Pemán o el Romero Murube. Es también una de las voces más distinguidas en la defensa literaria de Andalucía, cuya cultura, tradición y significado histórico han presidido su extensa obra, que ha sido reconocida, entre otros, con los premios Demófilo, Agustín Merello y Almenara. Autor de canciones ya clásicas, como la letra de las «Habaneras de Cádiz», fue el primero que valoró en vida de Rafael de León la importancia literaria de sus canciones y de sus libros de poemas; escribió su biografía y reunió su obra en una antología-homenaje que el Ayuntamiento de Sevilla editó en 1980, dedicándole, también, una glorieta en el Parque de María Luisa.

Publica sus artículos en el diario ABC, donde ha popularizado su sección «El recuadro», en la que ha ido construyendo durante más de treinta años toda una teoría literaria de Sevilla, recogida ahora en este libro con sus textos más significativos. Durante una larga etapa fue articulista en El Mundo. Entre sus libros destacan: Andalucía, ¿Tercer Mundo?, El contrabandista de pájaros (premio Ciudad de Marbella de novela), Las cabañuelas de agosto (premio Ateneo de Sevilla de novela), Mirando al mar soñé, Curro Romero: la esencia y, publicados con gran éxito por La Esfera, Jazmines en el ojal, Juanito Valderrama: mi España querida, Artículos de lujo: Sevilla en cien recuadros, Gatos sin Fronteras, Alegatos de los gatos, Memorias de la vieja dama: mis mejores artículos sobre Sevilla y la antología de poesía popular Rapsodia española.

www.antonioburgos.com

FICHA TÉCNICA
Título: Rocío, ay, mi Rocío
Subtítulo: Una historia sentimental
Autor: Antonio Burgos
Incluye: Su cancionero general

Fuera de colección
Páginas: 400
Precio: 21 euros
Fecha de publicación: 8 de mayo de 2007

©SevillaPress.com



Antonio Burgos presenta su nuevo libro biografia de Rocio Jurado

(Por Gente) 07/05/2007

«Rocío Ay, Mi Rocío»Pocos días antes de morir, Rocío Jurado le dijo a su amigo Antonio Burgos, cuando la visitaba por última vez en su casa de La Moraleja: «Ahora ya, en cuanto me ponga una mijita mejor, te vas a venir una semanita con Isabel, tu mujer, a Yerbabuena, y allí verás tú cómo te cuento todo lo que quiero decirte para ese libro que tenemos que hacer y que yo no quiero que escriba nadie que no seas tú. Verás tú qué libro más bonito nos va a salir…».

La muerte impidió aquel relato en primera persona, al modo como el escritor reconstruyó en otros libros la vida de Curro Romero o de Juanito Valderrama. Por eso esta «historia sentimental» es el pago de esa deuda de amistad y gratitud del autor con la cantante: el libro que Rocío Jurado quería que le escribiera Antonio Burgos. Sus páginas reconstruyen los recuerdos de cuanto a lo largo de los años, en la cercanía de la amistad, le fue contando la artista sobre su vida y cuanto junto a ella pudo observar sobre su modo de ver el mundo y de entender el arte. Más que una biografía al uso o un estudio sobre su inmenso y diverso repertorio artístico, este relato novelado es un tributo de homenaje, en el que la personalidad y la calidad humana de la artista, por encima del mito de la estrella, quedan cercana y entrañablemente reflejadas en sus anécdotas, en los rasgos de su personalidad arrolladora, en su entorno familiar, en sus recuerdos de niña de Chipiona o en su inconfundible gracia y su fuerza a la hora de contar historias y de evocar todo un tiempo de España.

El libro se complementa con una selección antológica de las canciones que marcaron la carrera artística de la Chipionera: casi cien letras escritas para ella por autores como Rafael de León, Manuel Alejandro, José Luis Perales o Juan Pardo, entre otros muchos, así como los clásicos del cante flamenco y de la copla que Rocío Jurado recreó con su personal estilo y con el poderío de su voz.

EL AUTOR

Con este libro, Antonio Burgos culmina su trilogía sobre personajes míticos de las artes populares andaluzas, en la que ya publicó la biografía de un torero, Curro Romero, la esencia, la de un cantaor, Juanito Valderrama: mi España querida, y ahora la de la gran intérprete de la canción, Rocío, ay, mi Rocío.

Es sevillano, Hijo Adoptivo de Cádiz, numerario de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras. Se inició literariamente como poeta con el libro Palabra en el vacío, publicado en la colección Alcaraván con prólogo de Rafael Montesinos. Es uno de los primeros articulistas españoles, por su estilo propio y su indiscutible maestría, avalada por premios como el Mariano de Cavia, el Pemán o el Romero Murube. Es también una de las voces más distinguidas en la defensa literaria de Andalucía, cuya cultura, tradición y significado histórico han presidido su extensa obra, que ha sido reconocida, entre otros, con los premios Demófilo, Agustín Merello y Almenara. Autor de canciones ya clásicas, como la letra de las «Habaneras de Cádiz», fue el primero que valoró en vida de Rafael de León la importancia literaria de sus canciones y de sus libros de poemas; escribió su biografía y reunió su obra en una antología-homenaje que el Ayuntamiento de Sevilla editó en 1980, dedicándole, también, una glorieta en el Parque de María Luisa.

Publica sus artículos en el diario ABC, donde ha popularizado su sección «El recuadro», en la que ha ido construyendo durante más de treinta años toda una teoría literaria de Sevilla, recogida ahora en este libro con sus textos más significativos. Durante una larga etapa fue articulista en El Mundo. Entre sus libros destacan: Andalucía, ¿Tercer Mundo?, El contrabandista de pájaros (premio Ciudad de Marbella de novela), Las cabañuelas de agosto (premio Ateneo de Sevilla de novela), Mirando al mar soñé, Curro Romero: la esencia y, publicados con gran éxito por La Esfera, Jazmines en el ojal, Juanito Valderrama: mi España querida, Artículos de lujo: Sevilla en cien recuadros, Gatos sin Fronteras, Alegatos de los gatos, Memorias de la vieja dama: mis mejores artículos sobre Sevilla y la antología de poesía popular Rapsodia española.

FICHA TÉCNICA
Título:
Rocío, ay, mi Rocío
Subtítulo: Una historia sentimental
Autor: Antonio Burgos
Incluye: Su cancionero general

Fuera de colección
Páginas: 400
Precio: 21 euros
Fecha de publicación: 8 de mayo de 2007



«Rocío, ay, mi Rocío»

(Por ElMundo.es) 07/05/2007

Radiante, el día de su boda con Ortega Cano, el 19 de febrero de 1.995.PREPUBLICACIÓN| LA BIOGRAFÍA DEFINITIVA
Admirador, amigo, casi hermano, el escritor Antonio Burgos salda una deuda con Rocío Jurado con su última obra. Hace años que ambos acordaron una biografía –«ese libro que tenemos que hacer», le decía ella– de la que Magazine prepublica algunos extractos. Una obra repleta de testimonios inéditos que incluye las letras de sus principales canciones.


Aquella tarde cuya luz evoco ahora con tanta tristeza, a pesar de la sombría cercanía de la muerte, la sonrisa del «a ti no te digo ná» no podía quedar fuera de nuestras claves, siempre con Cádiz y con Andalucía al fondo del horizonte de las esperanzas y de las penas negras.

Rocío me miraba, me cogía las manos, me contaba el «esto es lo más grande» de una anécdota de Pastora Imperio, o de Gitanillo de Triana, o de Rafael de León, o de Manolo Caracol, que hasta entonces nunca antes me había relatado. Sabía y no lo quería saber, como yo lo comprendía y no me daba la gana de comprenderlo, que con aquella luz de mayo estábamos asistiendo a una larga despedida sin adioses y sin pañuelos blancos en el embarcadero del vapor de la pena donde la aguardaba, ay, la que ahora tampoco me da la gana de aceptar: la muerte.

Suspiraba quizá, y era como si dijese:

A ti no te digo ná,
a ti no te digo ná,
a ti no te digo ná...

Y después, como queriendo olvidarse del dolor, mientras le traían una bandejita con un vasito, nada, un dedalito, de una leche de almendra especial que sí podía tomar sin que le provocase arcadas, hacía por reírse. Y después le traía su hermana Gloria un mango ya pelado y partidito con todo cariño, que Rocío se tomó sin ganas, nada, dos trocitos. Y luego le pidió a Gloria que trajera dos tenedores más, y nos lo fue dando a Isabel mi mujer y a mí, como quien reparte una comunión laica, unidos por tantos sentimientos, por tantos recuerdos.

Y Rocío, transida de dolor, hacía esfuerzos, sin quejarse, sin quejarse nunca, qué entereza hasta el final, para hacer como que escuchaba aquello que le estaba contando, que subrayaba con su exclamación chipionera, tan auténtica, de siempre:

–¡Cuidaaaaaaaaao! ¡Cuidao con el hombre!

Fueron pasando así aquellas horas últimas de La Moraleja que me parecieron, de breves, un suspiro. A veces la vida entera cabe en una copla.

O en un suspiro.
O en un silencio.
O en unos recuerdos.
O en un deseo.

El viejo deseo de Rocío de que yo le escribiera este libro. Me habló de este libro durante años y años. Unas veces por esto y otras por aquello, nunca lo empezamos. Hasta después de dar a conocer en la rueda de prensa de la valentía, con aquella entereza, que tenía un cáncer, horas antes de entrar por vez primera en el quirófano, de aquel momento de la verdad, Rocío Jurado tuvo la deferencia de llamarme por teléfono para felicitarme por mi regreso como articulista a ABC. Nunca la oí más llena de vida. Ni con más ganas de que este libro se escribiera:

–Que en cuanto salga de la clínica tenemos que hacer mi libro...

Claro que lo vamos a hacer, Rocío, que lo estamos ya haciendo, el libro que tu arte y tu condición se merecen. Vamos a hacer ese libro, Rocío Jurado, que no es tu biografía, que no es la reseña de tus dieciséis millones de discos vendidos, que eres tú misma, porque tú a la vida siempre le pusiste ese amor y ese arte que trasminan a yerbabuena.

Empiezo ahora ese libro, Rocío.

En el recuerdo de aquella última tarde de La Moraleja. En tu casa de Paseo Conde de los Gaitanes, número 135, donde tan matrona romana con tu túnica, tan atravesada por las agujitas del dolor que con tanto poderío despreciabas para que no se te clavaran más hondo, me hablaste de nuestro libro.

Fue ya cuando nos íbamos a despedir. Aunque el dolor se le subía, como una copla, a las sienes de martirio, y se la veía cansada, rota, acercándose al final, afilado el perfil de denario de plata de Escipión, por egoísmo nunca me hubiera querido despedir aquella tarde de Rocío. Porque sabía que era ya lo que no queríamos de ninguna manera que fuese.

Porque yo también me creía, pero, vamos, como el Unum Deum, firmemente, lo que Rocío me iba diciendo, al cogerme las manos de la despedida, antes de darme uno, y dos, y otro más, y otro, de aquellos sus sonoros besos catetos, besos auténticos como pan de pueblo, de los que retumbaban, los diera en persona o te los pegara al otro lado del teléfono, que atronaban la línea a través del auricular.

Rocío entonces se puso a decirme, con la cara llena de serenidad y de calma, como soñando un horizonte de olivar y viña, de mar y toros, de jara y mojarritas de nuestra tierra:

–Mira, ahora ya en cuanto me ponga una mijita mejor le tengo dicho a José que cuando lleguemos a Yerbabuena te vas a venir allí una semanita con Isabel, tranquilitos, los cuatro, y así, sin darnos cuenta, verás tú cómo te cuento todo lo que quiero decirte para ese libro que tenemos que hacer y que yo no quiero que haga nadie que no seas tú, con la de moscones que tengo... Verás tú qué libro más bonito nos va a salir, Antonio...

Nos está saliendo, Rocío.

Que yo a ti no te digo ná, a ti no te digo ná, a ti no te digo ná.

Te digo simplemente, Rocío, ay, mi Rocío, que este libro es el pago de aquella deuda. No la de escribir el libro. La otra. La deuda de la amistad que me diste, de la vida que me contaste, de la alegría de tus recuerdos que me contagiaste, de la cercanía de tu gracia, donde me permitiste estar tantos días, tantas horas, a lo largo de tantos años, con tanta gente común querida.

Como verás, Rocío, para no dejarte por embustera, me he ido una semanita a la Yerbabuena de la memoria y con el silencio del latido de la mar de Chipiona al fondo, en la marea vacía de la vida, sobre un horizonte de jara y flamboyanes florecidos me has ido contando todo lo que siempre quisiste que pusiera este libro que teníamos que haber hecho desde tiempos de Rege Carolo, inmenso como el globo terráqueo de tu vida. Como todos los estilos que hacías, perfectos, qué larga, qué honda. Las canciones de Manuel Alejandro, las baladas universales, las coplas de los grandes, tus temas de siempre, clavel y ola, todo el cante de los puertos, todos los cantes de Huelva, todos los sones festeros de Jerez. Todo el cante. Y Falla. Y media América y parte de la otra media, de Agustín Lara a José Alfredo Jiménez, la América del Sur y la de México limita al norte con Barbra Streisand y con la Fitzgerald. Todo cuanto tocaran las alas al viento de tu voz te salía perfecto.

Ahora que ya se han callado todos los pájaros en las brujas horas del anochecer, mira, Rocío, cómo viene ya el día de la gloria, alumbrando en sus claras tu mito, tu leyenda, los olivares de plata de tu memoria.

Yo no lo puedo olvidar,
me acuerdo de aquella copla
que un día le oí cantar,
Rocío, ay, mi Rocío. (…)

«Rocío, ay, mi Rocío. Una historia sentimental» (La Esfera de los Libros), de Antonio Burgos, sale a la venta el próximo martes 8 de mayo. Precio, 21 euros.

SI AMANECE.

(M. Alejandro y Ana Magdalena)
Si amanece y ves / que estoy dormida / cállate, cállate, cállate, / déjame soñar con tus caricias / y cállate, cállate, cállate. / Si amanece y ves / que estoy desnuda / cúbreme, cúbreme, cúbreme, / cierra la ventana / si no hay luna / y cúbreme, cúbreme, cúbreme. / Si amanece y ves / que estoy despierta / porque de tu amor / aún no estoy llena, / ámame otra vez, / ámame otra / con las mismas fuerzas / que la primera vez. / Si amanece y ves / que estoy despierta / porque de tu amor / aún no estoy llena, / ámame otra vez, / ámame otra vez / con las mismas fuerzas / que la primera vez.

La Yerbabuena cómo trasmina…

La yerbabuena siempre fue mágica para Rocío y para José. Como una planta de la santería yoruba, la yerbabuena les dio siempre suerte, buen bají. Sus partidarios le tiraban ramitos de yerbabuena al ruedo a José en sus tardes triunfales.

Olía Rocío una mata de yerbabuena y en su fragancia quizá recordara el familiar olor de la madre en la cocina haciendo un caldo de puchero, las macetas de la casa de Chipiona, con la yerbaluisa, con el jazmín, con los nardos de la novena y de la procesión de la Virgen de Regla. Cuando Rocío estaba a punto de grabar en disco la versión del Va por usted, una noche, cenando en el restaurante El Faro de Cádiz, le sugerí que cambiara el comienzo de sus versos, que quitara a Cartagena y que pusiera en su lugar la yerbabuena en que florecía el amor del torero y la cantaora:

Ortega Cano en la arena,
la yerbabuena
cómo trasmina...

Pero mantuvo la letra original y la grabó con el final de verso del viva a Cartagena, como homenaje a la tierra de donde partió un día José con su familia, para hacerse hombre y hacerse torero, lo mismo que Rocío se había ido a Madrid para hacerse mujer y hacerse artista.

La yerbabuena fue la obsesión misteriosa y maravillosa, el conjuro de la buena suerte. Y la finca que se compraron. Que le compraron a José Antonio Ruiz, Espartaco. José y Rocío se pasaron una buena temporada facheando fincas por toda Andalucía la Baja, llevados y traídos por corredores que las tenían en venta o por tiesos que se querían deshacer de ellas.

Cuando se enteraban de que la Jurado y Ortega Cano estaban buscando una finca que comprar, todo el mundo los llamaba. Pero donde les gustaba el caserío no les gustaba la tierra de labor, y donde les gustaban los pastos de la dehesa les disgustaba el cortijo. Hasta que encontraron la finca de Espartaco, en la carretera de Almadén de la Plata y en el término de Castilblanco de los Arroyos [Sevilla]. A la que cambiaron inmediatamente el nombre que tenía, Matute, y le pusieron Dehesa Yerbabuena. José y Rocío soñaban con ser ganaderos. Con vivir en el campo.

Fueron arreglando Yerbabuena con la ilusión con que unos novios veinteañeros ponen su piso de casados. Arreglaron y agrandaron el caserío, hicieron naves para tractores, acomodaron la finca para que pastase el ganado bravo que en 1995 compraron a la Casa Guardiola, todo lo de la antigua ganadería de García de Pedrajas, los “pedrajas”, que les vendieron los herederos de don Salvador Guardiola Fantoni y doña María Luisa Domínguez y Pérez de Vargas a la muerte de su madre. José estaba entusiasmado en su finca, donde él y Rocío llevaron buena parte de sus recuerdos, sus cuadros más queridos, las estatuillas de sus premios, sus trofeos, sus fotografías, con las que decoraron el Salón de los Toreros, una amplia dependencia con la que ampliaron el caserío inicial.

Era divertidísimo ver a Rocío, tan de mar y de litoral, interpretada de campo y de sierra, convertida en ganadera, con su gorra campera, con sus pantalones, sus botos de Valverde, el pelo recogido en una cola. Recibiendo a los toros y eralas de Pedrajas, a las vacas de Jandilla. Rocío comentaba con toda su gracia el desembarque de aquellos toros:

–Mira, yo creía que las vacas de Pedrajas iban a ser unas vacas sexis, tú sabes, una vacas guapetonas, con los ojos verdes, que hasta me iban a pedir rímel para las pestañas. Pero, mira, empezaron a salir del camión aquellas vacas... Y la una tenía un cuerno para arriba y otro para abajo, y la otra estaba fea de gorda, y la otra toda escuchimizada, vamos, que estaba la pobre pidiendo un buen plato de potaje de delgada que estaba, que se le veían los huesos de los costillares. Ay, Dios mío, ¿y qué hacemos nosotros ahora con estas vacas? ¿Pero cómo se van a acercar mis toros a estas vacas, si son las vacas menos sexis del mundo?

(…) Allí celebraron su boda, el 19 de febrero de 1995, en la ermita de Yerbabuena, un día redondo de dicha. Aquél sí fue el día de la bulería, con Rocío vestida de guapísima piconera nupcial con blanca madroñera goyesca. Con José de corto, con el uniforme de gala de los toreros. Llegaron en coche de caballos, repicaba la campana de la Ermita de las Vírgenes y la alegría de todos sus amigos. Trasminaba alegría, amor y gozo la Yerbabuena.



Entrevista para el Foro Cívico de Chipiona de Antonio Burgos sobre la próxima publicación de su libro 'Rocío, ay, mi Rocío'

(Por Foro Cívico de Chipiona) 19/3/2007

¿Por qué "Rocío, ay, mi Rocío"?Antonio Burgos

Porque es como pagar una deuda que le debía a nuestra Rocío. Desde hace muchos, muchísimos años, Rocío venía diciéndome que tenía que hacer un libro con su vida y con sus recuerdos, al modo de los que le dediqué a Curro Romero o a Juanito Valderrama, Cada vez que nos veíamos y me contaba anécdotas o pasajes de su vida,porque me encantaba tirarle de la lengua para esas evocaciones, volvía a expresarme ese deseo de que teníamos que hacer el libro. La última vez que la vi, en el mes de mayo de hace un año, cuando la visité en su casa de La Moraleja en lo que fue nuestro adiós, al despedirnos, me dijo: "A ver si me pongo ya buenecita, me voy a Yerbabuena, te vienes allí unos días con Isabel tu mujer y hacemos por fin el libro"... Este libro es pagarle a Rocío esa deuda de agradecimiento por la amistad y el cariño con la que me honró durante su vida.

¿Qué enfoque ha dado a "Rocío, ay, mi Rocío"?

Como un homenaje a Rocío y como la presentación ante los lectores de la Rocío humana, de la Rocío intima, de la Rocío que nunca dejó de ser chipionera, la de la gracia gaditana, la de los golpes, la que nunca era diva con los suyos ni entre los suyos, la que siempre fue de los nuestros. Es como si Rocío me hubiera dictado sus memorias en el magnetofono de los recuerdos, de todo lo que me fue contando de su vida y ahora he puesto en pie...

¿Cree que el folclore español dará otra artista tan completa como Rocío?

Diré como García Lorca en su elegía a Ignacio Sánchez Mejías: "Tardará mucho tiempo en nacer, si es que nace"

¿Se ha encontrado con muchas sorpresas durante la escritura del libro?

Con la sorpresa de que cuando la teníamos viva y entre nosotros no nos dábamos cuenta de lo grande que era Rocío, del arte que tenía Rocío hasta... para comer nécoras. Mi libro no es una biografía al uso, sino unas estampas personales y sentimentales de Rocío, de esa Rocío nuestra que tuve la fortuna de conocer, no de la diva ni de la artista..

¿Está suficientemente reconocida la dimensión artística de Rocío?

Como siempre pasa en España: ahora... A buenas horas, mangas verdes, que diría ella con su gracia.

¿Cuándo y cómo será la presentación del libro?

Aparecerá a comienzos de mayo, editado, como todas mis obras, por La Esfera de los libros. Aparte de este texto principal de homenaje a Rocío con los recuerdos de su vida, llevará su cronología, su discografía, su filmografía y un apéndice de unas 150 páginas con su "Cancionero" fundamental: la letra de todas las coplas y baladas que hizo grandes y famosas. Y pretendo que la presentación, a escala nacional, no sea en Madrid, ni en Sevilla, sino en Chipiona. Y la editorial quiere traer a la prensa y a la TV de toda España a Chipiona para que hablen del libro sobre Rocío desde su propia tierra. Como ella cantaría con sus fandangos: Nunca está mejor el árbol/que en tierra donde se cría.

¿Apoyaría una petición para que el Himno de Andalucía cantado por Rocío fuese el Himno oficial de la Comunidad Autónoma Andaluza?

Ya lo he pedido por escrito en mis artículos de ABC y le he sugerido a algunos amigos parlamentarios andaluces que lo soliciten oficial y formalmente. De esa versión del Himno y del andalucismo de Rocío también recuerdo historias y anécdotas en el libro.

Rememore su mejor recuerdo personal con Rocío.

Pues las casi 400 páginas que va a tener la larga evocación del libro... Esos son todos los mejores recuerdos. Con Rocío no hay malos recuerdos posibles.

¿En qué era Rocío la más grande?

Lo diré en dos palabras, y con su acento: En Tó.

¿Rocío nos ha dejado realmente?

A los que la queríamos, no. Yo la siento muy cerquita, con todos nosotros. Es como si la hubiera tenido al lado, dictándome el libro. Hasta la veo en cada ola que rompe en la playa de Chipiona y en cada clavel que estalla en la primavera...



(Por ABC.es) Antonio Burgos

Antonio Burgos El escenario, que ella estrenaba, llegaba calculo yo desde la estación de Brenes al cruce de Las Cabezas. Y eso, sin exagerar. No he visto un escenario más grande en todos los días de mi vida. Hablo del auditorio de La Cartuja, que fue como el bando sonoro de la Expo en la Sevilla que acababa de derribar la tapia de la calle Torneo.

Y siendo el escenario tan grande como era, y teniendo el auditorio aquella colina que la llamaban así porque quienes la construyeron tomarían por loco al que le pusiera el «no hay billetes», fue que llegó Rocío y lo llenó todo con su voz. La más grande era mayor aún que el escenario del auditorio. Midió su inmensidad con la vara de platino de la verdad de su voz.

Rocío, aquella noche en que inauguró el auditorio de La Cartuja, traía por dentro las duquelas negras, un catálogo de penas y quebrantos. Pero, hijo, fue salir al escenario inmenso y acabó con el cuadro. Hasta con el propio cuadro de sus penas. Estuvo estrictamente perfecta. Fue de La Niña de los Peines a Mahalia Jackson pasando por Chipiona, ay, qué no daría yo por empezar de nuevo, Rocío, a oírte a la vera del agua del río. Estuve allí. Le escribí una cosita al día siguiente, donde contaba esto, el arte que tenía, su oficio, qué tablas: más tablas que un aserradero de los bosques de Noruega. Y como andaba chunga de duquelas, aquel artículo sobre su éxito cartujano, sobre cómo había pintado palanganas color de coplas, le levantó el ánimo y le llegó al alma. Me llamó y me dijo:

-Mira, a mí esto que me has escrito, como me ha venido en un momento tan malo de mi vida, no se me va a olvidar nunca. Y ya verás cómo te lo voy a ir demostrando...

Lo cumplió. Por ésta. En la inauguración del auditorio a mí me toco la lotería de la amistad de Rocío Jurado. Vinieron luego canciones que hicimos juntos, viajes a Los Ángeles para grabarlas, risas, Cádiz, Sevilla, Madrid, visitas a mi alfayate cuando enfermó, recuerdos de la común cosecha de años infantiles, la radio de cretona en nuestra memoria, más risas, con los anuncios de Corsetería La Modelo, de Casa Rubio, de Venta Maribal en Rota, de Norit el Borreguito. Mucho Norit el Borreguito, que Rocío la pobre me siguió cantando por teléfono hasta sus días finales. Llamaba a José para preguntar por ella, me respondía con un dolor, y me pedía luego:

-Te la voy a pasar, qué tu la pones a cantar lo de Norit el Borreguito y le levantas el ánimo mejor que una medicina...

Menos el anuncio de Norit el Borreguito, y porque no se lo propuso, Rocío lo cantó todo en el auditorio de La Cartuja. Noches de gloria de la Mohedano en «Azabache», tan guapa, con el pelo planchado, con un clavel rojo sangrando en la boca. Días de recitales inolvidables. Aquella noche de pañuelos blancos en que estrenó el pasodoble a su novio Ortega Cano: «Va por usted mi pasodoble,/va por usted, torero...» ¿Y la noche de la Saeta de Serrat? ¿Dónde me dejan a la Rocío del auditorio la noche que cantó la Saeta de Serrat? De Sevilla. De su corazón de creyente. Proyectaron una Cruz sobre el escenario y yo no he visto (desde aquel recuerdo del ayayayay macareno a la Esperanza de la coronación) una saeta mejor cantada en mi vida. Rocío no la olvidó nunca. Ya apagándose como una lamparilla, la última tarde que la visité en su casa de La Moraleja recordó aquella saeta. La evocó en la banda de la hermandad de Los Gitanos, tras el Señor de la Salud, entrando en La Campana con las claras del día. Me dijo, llena de Esperanza de terciopelo verde:

-Yo tengo que hablar con la hermandad de Los Gitanos porque esta Madrugada quiero que cuando entre el Cristo en La Campana y la banda esté tocando la Saeta de Serrat, yo se la vaya cantando desde el balcón de tu hermana Pilar.

Hoy, en La Cartuja, donde un día, montados en un trenecito turístico con las hermanas Reina y con sus cabales, la oí bordar lo de «pintor de loza, mi alma, pintor de loza», sonará seguro esa saeta. La cantará Rocío desde el auditorio que, ya con su nombre, es como un balcón que tiene alquilado en el cielo de Sevilla.

Tuesday, 27 July 2010 22:20

Aniversario de la muerte de Rocio Jurado

Written by admin

Chipiona vive su día más triste tras un año sin Rocío

(Por información) L. Rodríguez 06/06/2007

el primer aniversario del fallecimiento de Rocío JuradoEl pueblo de Chipiona rememoró su jornada más triste el pasado 1 de junio, día en que se cumplió el primer aniversario del fallecimiento de Rocío Jurado. El Ayuntamiento organizó una misa en la Parroquia de la O a la que acudieron tanto el viudo, como los hermanos y los hijos adoptivos de la artista.

La gran ausente fue, una vez más, la hija de la más grande, Rocío Carrasco. Por la mañana, unas 58 asociaciones y otros tantos chipioneros acudieron al cementerio municipal para cubrir de flores la tumba de su paisana más universal.

La familia de la más grande acudió a los actos organizados por el Ayuntamiento

Un año después de su fallecimiento, Chipiona ha rememorado la figura de su artista más universal, Rocío Jurado. Una ofrenda floral en el cementerio municipal de San José, a la que acudió José Ortega Cano, así como una misa en la Parroquia de la O, en la que estuvo presente el resto de la familia, menos Rocío Carrasco, han sido los actos organizados por el Ayuntamiento en el primer aniversario de la muerte de la cantante.

El Consistorio ha respetado el deseo de la familia respecto a la sencillez de la conmemoración y una ve más, José Ortega Cano y los hermanos de la Hija Predilecta de la Provincial no han querido faltar a la cita con los chipioneros, a los que agradecieron las muestras de cariño y respeto hacia Rocío Jurado.

Desde primera hora de una mañana muy soleada, el cementerio de San José, donde descansan los restos de la artista desde que falleciera el pasado 1 de junio, fue un trasiego permanente de vecinos, admiradores y hasta 58 asociaciones y colectivos de Chipiona, que depositaron numerosos ramos y coronas de flores a los pies de la tumba de Rocío Jurado. “Ella estará siempre con nosotros”, “le debemos mucho más como persona que como artista”, “siempre recordaremos a la mejor voz del mundo”, fueron algunos de los comentarios que sus paisanos hicieron a la entrada del cementerio de San José.

presencia institucional

Cerca del mediodía hizo acto de presencia el recién reelegido alcalde de Chipiona, el socialista Manuel García. Varios miembros de la Corporación Municipal en funciones también acudieron, en representación de los ciudadanos. Además, hasta Chipiona se desplazaron admiradores de la artista procedentes de Madrid, Zaragoza o Valencia.

A las doce en punto el revuelo de la prensa del corazón avisó de la llegada de José Ortega Cano, viudo de la artista, acompañado por sus hijos, Gloria Camila y José Fernando, que portaban dos ramos de rosas rojas. El diestro, visiblemente emocionado y con gafas oscuras, declaró a los medios que se trataba “de un día muy duro, porque la herida no está cerrada, pero también es emocionante y gratificante por todas las personas que se acuerdan de ella. Ha sido un año muy difícil, pero lo sobrellevo gracias al apoyo de todas las personas que quisieron a Rocío. Hay que mantener vivo su recuerdo y su legado”. Ortega Cano añadió que “nuestra Rocío estará en algún lugar privilegiado junto a los más grandes, y procuro que nuestros hijos la tengan siempre en su memoria y no se olviden nunca de ella”.

El alcalde, Manuel García, lanzó un mensaje de agradecimiento “a todo el pueblo de Chipiona, por haberse volcado en este día tan triste y significativo como lo hicieron hace un año, dando un gran ejemplo de respeto y amor por nuestra paisana más ilustre”.

misa

Sobre las ocho de la tarde, decenas de chipioneros y medios de comunicación se concentraron en las inmediaciones de la Parroquia de la O, en la plaza Juan Carlos I. Multitud de vecinos, amigos y familiares pudieron acceder a la iglesia, otros pudieron seguir la ceremonia a través de una pantalla colocada en el Salón de Plenos. La misa, oficiada por el párroco José Ramón Martínez, duró unos 45 minutos y estuvo marcada por la sencillez y la emoción.

José Ortega Cano llegó acompañado de sus hijos. También lo hicieron los hermanos de la artista, Gloria y Amador Mohedano, con sus respectivas parejas. La gran ausente fue, una vez más, Rocío Carrasco, hija de la más grande, con cuya presencia se especuló hasta última hora ya que, según las fuentes, se la vió por la mañana en Cádiz.

proyectos de futuro

El primer edil de Chipiona también habló a la prensa de los proyectos que se quieren emprender en el pueblo, relacionados con la artista, entre los que destaca la construcción de un teatro municipal con su nombre para el que se cuenta con una subvención de 2.700.000 euros de Diputación. Manuel García aseguró que la familia “es partidaria de que el museo se ubique en este espacio, que sería un gran centro cultural en homenaje a nuestra paisana”.

Por otro lado, el socialista informó de que el mausoleo “se encuentra en una fase muy avanzada y podría ser inaugurado en el día del cumpleaños de Rocío, el 18 de septiembre”. El monumento fúnebre que se situará junto a su tumba, tendrá un coste de 15.000 euros, que según parece serán sufragados por el Ayuntamiento.



Ortega Cano en el primer aniversario de la miuerte de Rocio Jurado

(Por Sevilla Press) 06/05/2007

José Ortega CanoUn año después de su fallecimiento, Chipiona ha rememorado la figura de su artista más universal, Rocío Jurado. Una ofrenda floral en el cementerio municipal de San José, a la que acudió José Ortega Cano, así como una misa en la Parroquia de la O, en la que estuvo presente el resto de la familia, han sido los actos organizados por el Ayuntamiento en el primer aniversario de la muerte de la cantante.

El Consistorio ha respetado el deseo de la familia respecto a la sencillez de la conmemoración y una ve más, José Ortega Cano y los hermanos de la Hija Predilecta de la Provincial no han querido faltar a la cita con los chipioneros, a los que agradecieron las muestras de cariño y respeto hacia Rocío Jurado.

Desde primera hora de una mañana muy soleada, el cementerio de San José, donde descansan los restos de la artista desde que falleciera el pasado 1 de junio, fue un trasiego permanente de vecinos, admiradores y hasta 58 asociaciones y colectivos de Chipiona, que depositaron numerosos ramos y coronas de flores a los pies de la tumba de Rocío Jurado. “Ella estará siempre con nosotros”, “le debemos mucho más como persona que como artista”, “siempre recordaremos a la mejor voz del mundo”, fueron algunos de los comentarios que sus paisanos hicieron a la entrada del cementerio de San José.

Cerca del mediodía hizo acto de presencia el alcalde de Chipiona, Manuel García. Varios miembros de la Corporación Municipal en funciones también acudieron, en representación de los ciudadanos. Además, hasta Chipiona se desplazaron admiradores de la artista procedentes de Madrid, Zaragoza o Valencia.

A las doce en punto el revuelo avisó de la llegada de José Ortega Cano, viudo de la artista, acompañado por sus hijos, Gloria Camila y José Fernando, que portaban dos ramos de rosas rojas. El diestro, visiblemente emocionado y con gafas oscuras, declaró a los medios que se trataba “de un día muy duro, porque la herida no está cerrada, pero también es emocionante y gratificante por todas las personas que se acuerdan de ella. Ha sido un año muy difícil, pero lo sobrellevo gracias al apoyo de todas las personas que quisieron a Rocío. Hay que mantener vivo su recuerdo y su legado”. Ortega Cano añadió que “nuestra Rocío estará en algún lugar privilegiado junto a los más grandes, y procuro que nuestros hijos la tengan siempre en su memoria y no se olviden nunca de ella”.

El alcalde de la ciudad del moscatel, Manuel García, lanzó un mensaje de agradecimiento “a todo el pueblo de Chipiona, por haberse volcado en este día tan triste y significativo como lo hicieron hace un año, dando un gran ejemplo de respeto y amor por nuestra paisana más ilustre”.

Sobre las ocho de la tarde, decenas de chipioneros y medios de comunicación se concentraron en las inmediaciones de la Parroquia de la O, en la plaza Juan Carlos I. Multitud de vecinos, amigos y familiares pudieron acceder a la iglesia, otros pudieron seguir la ceremonia a través de una pantalla colocada en el Salón de Plenos. La misa, oficiada por el párroco José Ramón Martínez, duró unos 45 minutos y estuvo marcada por la sencillez y la emoción.

José Ortega Cano llegó acompañado de sus hijos. También lo hicieron los hermanos de la artista, Gloria y Amador Mohedano, con sus respectivas parejas. La gran ausente fue, una vez más, Rocío Carrasco, hija de la más grande, con cuya presencia se especuló hasta última hora . Al ser preguntado Ortega por esta ausencia , frente a la entereza demostrada por sus hijos,respondió:

-“Al parecer ella no está en condiciones de venir”

El primer edil de Chipiona también habló de los proyectos que se quieren emprender en el pueblo, relacionados con la artista, entre los que destaca la construcción de un teatro municipal con su nombre para el que se cuenta con una subvención de 2.700.000 euros de Diputación. Manuel García aseguró que la familia “es partidaria de que el museo se ubique en este espacio, que sería un gran centro cultural en homenaje a nuestra paisana”.

Por otro lado, el alcalde informó de que el mausoleo “se encuentra en una fase muy avanzada y podría ser inaugurado en el día del cumpleaños de Rocío, el 18 de septiembre”. El monumento fúnebre que se situará junto a su tumba, tendrá un coste de 15.000 euros, que serán sufragados por el Ayuntamiento.



Claveles, rezos y salves para mantener viva la memoria de Rocío Jurado

(Por Lavozdigital) Daniel Pérez 06/02/2007

ORTEGA CANO. Protagonista de la mañana en Chipiona. / M. GÓMEZOrtega Cano protagonizó ayer la ofrenda floral con que los admiradores de la cantante chipionera recordaron «su grandeza» como artista y «su extraordinaria valía» como persona
Cementerio municipal de Chipiona. 11.30 de la mañana. Agustina, la doña que vende flores a las puertas del camposanto, tuerce el gesto.

La tribu itinerante y bullanguera de reporteros del colorín persigue atropelladamente a un señor con traje y corbata que resulta no ser nadie. «Llevan así todo el día», le comenta a la comadre, apretando en una mano las cuentas de un rosario, y ofreciendo con la otra un manojo de crisantemos. «Esto parece un circo», le responde la vecina.

Lo mejor y lo peor de cada casa se citó a los pies de la tumba de Rocío Jurado, en la conmemoración del primer aniversario de su muerte. Por una parte, sus fieles admiradores, que vistieron la lápida con un manto de rosas, gladiolos, lirios y claveles, le brindaron un hermoso homenaje. Por otro, los cazafamosos, adictos al cuché, enganchados al tomate y demás escoria del gremio, hicieron todo lo posible y más por convertir el que pretendía ser un acto íntimo y emotivo en un espectáculo mundano, con sus bufones inquietos, sus plañideras a nómina y sus largos redobles de tambor.

«A las doce llega Ortega Cano», le comenta un cámara a otro, mientras desenredan los cables del micro sin perder de vista el final de la calle. Un grupo de vecinos, de los que vienen a ofrecer sus respetos a Rocío, guardan silencio bajo el arco encalado del cementerio. Junto a los parterres del paseo, en otro corrillo, se habla con cariño de la cantante, se recuerdan sus últimas visitas al pueblo y se celebran sus golpes de gracia. Eugenio, un señor mayor que se sienta en cuclillas a la sombra amable de un naranjo, le pide «un poquito de educación» a un cronista radiofónico que habla a gritos por el móvil. «Esto sigue siendo un lugar de descanso y oración», le explica.

Otra falsa alarma y la troupe arrastra los bártulos hasta una esquina vacía. Aún no se ha recompuesto el cuadro cuando aparece Ortega Cano, las manos entrecruzadas, gafas de sol y mueca firme. Sus asistentes cargan con dos ramos enormes de rosas rojas. Los reporteros meten micro, y el viudo pide paciencia y adelanta que ya hablará cuando acabe la ofrenda. Los periodistas insisten. Hay quien se atreve, incluso, a tocar el tema de la polémica herencia. El matador chasquea los labios y continúa andando hacia el cementerio. Sólo contesta, de entrada, a una pregunta: «¿Por qué rosas rojas?». «Porque todavía la quiero con la misma pasión que cuando la conocí».

En torno a la lápida se congregan los devotos de la cantante. Hay quien ha venido desde Madrid, Zaragoza o Valencia para depositar flores sobre la tumba de «su Rocío». Ortega Cano dispone las suyas. Luego, la cola enorme de admiradores que enfila el pasillo hasta el sepulcro, comienza a moverse. Uno por uno, los representantes de asociaciones, colectivos e instituciones de la ciudad van dejando sus flores en una ceremonia solemne pero cercana. El viudo agradece con un apretón de manos o un abrazo cada muestra de cariño. Después, llegaron los salves a Rocío, los vivas y los aplausos.

A la salida, una vez terminado formalmente el acto, el torero atendió uno por uno a todos los medios que se lo solicitaron. «Ha sido un año muy duro», adelantó, pero «si he podido sobrellevarlo, se lo debo en buena parte al apoyo que me han brindado todos los que quisieron a Rocío y que saben que hay que mantener vivo su recuerdo y su legado», explicó. «Hoy es un día difícil. He dormido poco, y últimamente me está sucediendo algo que no me pasaba antes: cuando voy a torear, le digo a mis espadas que tenemos que llamar a Rocío», confesó. «También intento que los niños la tengan siempre en la memoria. Y que sepan que la gente la quería, y que está bien aquí, en su pueblo». This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it



Emoción contenida en la misa por su alma

(Por Lavozdigital) Paula Aláez 06/02/2007

Ortega Cano y Gloria CamilaEl párroco, José Ramón Martínez, recuerda que la artista «siempre llevó a gala su fe»
La Parroquia de Nuestra Señora de la O se engalanó anoche con crespones granate y flores blancas para acoger la misa por el alma de Rocío Jurado, en la conmemoración del año de su fallecimiento.

En la primera línea de bancas, Ortega Cano y sus hijos José Fernando y Gloria Camila, asisitieron a una ceremonia sobria pero emotiva, en la que se recordó a la Rocío Jurado mujer, artista y cristiana. «Mucho se habla de la grandeza de Rocío como cantante, y también de su extraordinaria dimensión como persona, pero pocos recuerdan su faceta cristiana, la fe de la que siempre hizo gala», explicó José Ramón Martínez, el párroco responsable del oficio.

También asistieron al responso Gloria y Amador Mohedano, además de numerosos fieles y seguidores de la artista chipionera, que mantuvieron un respetuoso silencio durante toda la misa, sólo interrumpido por los cantos litúrgicos y los aplausos puntuales destinados a honrar la memoria de la cantante.

Sin duda, los momentos más emotivos del acto se dieron durante la liturgia de la paz, cuando numerosos amigos se acercaron a estrechar la mano del viudo de Rocío, y tras la comunión, cuando Ortega Cano no pudo contener las lágrimas ante las loas a la resurrección que llenaban la iglesia.

La sala de plenos del Ayuntamiento, donde los responsables municipales habían instalado una gran pantalla para aquéllos que quisieran seguir allí los oficios, también se llenó en tributo a la chipionera universal.



Rocío cumple un año

(Por abc.es) Antonio Burgos 06/01/2007

Antonio BurgosROCÍO, que era una mujer de fe, y que se lo pregunten, si no, a la Virgen de Regla, a la que ahora le está cantando la Salve Marinera eternamente junto a su santuario, con el acompañamiento de la música de las olas y el crujido de la mar chipionera, sabía que la muerte no es el final. Es el principio. Y para quien lo dude, ahí queda el nombre puesto. He escrito su solo nombre, Rocío, y no ha sido necesario ni el apellido. Y como la muerte no es el final, sino el principio, hoy es el cumpleaños de Rocío.

El cumpleaños de Rocío Mohedano Jurado, incluso el cumpleaños de la artista Rocío Jurado, era el 18 de septiembre, y eso que las diosas no tienen edad y no hay taco de almanaque que lo pueda demostrar, anda que no, anda que no. Esa fecha se ha olvidado. La vida tiró a las aguas de la Cruz del Mar el anillo con esa fecha por dentro. Para que celebráramos este gozoso cumpleaños de hoy. Hoy es cumpleaños de Rocío a secas. Su primer cumpleaños. Hoy hace un año que, como la muerte no es el final, murió Rocío Mohedano Jurado y nació el mito Rocío. La vieja radio de cretona, la fábrica de sueños para la niña del zapatero que quería ser artista, le está dedicando en el programa del oyente un disco de clavel y de ola:

-Al mito Rocío, al cumplir su primer añito...
Y los que vendrán. Hace un año, cuando dejábamos a Rocío ya para siempre junto la luz de moscatel y rosas de su tierra, no podíamos ni imaginar que su figura se iba a agigantar de esta manera. Ahora es cuando se ha echado de verdad a volar la paloma brava de su voz, cuando se escucha más que nunca. Ahora supe toda la verdad, señora de la canción. Día que pasa es más grande. Nunca estuvo tan fresco el clavel, el rojo, rojo clavel. Nunca hubo bajamar para esa ola que llegó a la vida de la canción. Y decían que la copla estaba muerta... Rocío no solamente le dio vida, sino que hizo inmortales las que fueron un día sus coplas nuevas. Ni la copla está muerta ni Rocío nos ha dejado. Nos ha podido dejar Rocío Mohedano, pero Rocío, el mito Rocío, que apenas ha cumplido un año de vida imperecedera, sí que es cada día más grande, más largo, más hondo, más jondo, y de alto, ni te cuento, porque su voz resuena en el cóncavo escenario de las marismas azules que se pierden en el cielo.

Hay veces en que se muere un artista y como eran agentes de relaciones públicas
de sí mismos, a los dos meses de haberse ido es como si nunca hubieran existido.

Nadie se acuerda de sus pinturas, de sus libros, de sus esculturas, de sus canciones, de sus películas. Es justo lo contrario que le ha ocurrido a Rocío. Su figura se ha agrandado en este año. Su voz suena como si estuviera viva. Porque lo está. Su voz es ya la banda sonora de la memoria de la canción en España durante el siglo XX. «Se canta lo que se pierde», escribió el hermano de Manuel Machado. En el caso de Rocío, lo perdido canta por sí mismo en la memoria del corazón. La que se fue nos sigue cantando porque no la hemos perdido. La hemos ganado para lo imperecedero. Ya no se trata del disco más vendido de la semana: es la canción más recordada de un tiempo. No me meto en la callejuela sin salida del canallerío al uso en estos días, pero sencillamente pregunto: de las otras que fueron y que estuvieron, ¿qué se hizo? ¿Qué radio de cretona sigue recordando sus canciones? En cambio nunca sonaron tan vivas como ahora las creaciones de Rocío, viva el pasodoble. Viva el pasodoble del arte, que es el que queda, agrandado por el tiempo en este cabo de año, y es el que además permite y propicia la interesada profanación de la tumba de la memoria de la artista, que muchos perpetran en esta hora. ¿Y la herencia? ¿Qué herencia? La herencia es la memoria de su voz. Todos somos los herederos de Rocío. Diga lo que diga la escritura de un notarío. Aunque la albaceas diga misa, España entera es la heredera universal de una sonrisa, de una alegría, de la memoria de una voz, del recuerdo ejemplar de la lucha de una mujer contra su muerte, del testimonio de dar la batalla hablando de su fe, de sus principios, de sus valores, de su Virgen de Regla que está en Chipiona y en la marisma, Blanca Paloma. Como la muerte no es el final, el mito Rocío no ha hecho más que empezar. Y como cumple su primer añito, y yo le dedico este disco del oyente como un rojo, rojo clavel en la radio de cretona.



Rocío Jurado, un año después

(Por LavozDigital) Juan José Téllez 06/01/2007

MEMORIA DE LA FRONTERA

Rocío JuradoUn año, sin la más grande y Cádiz con estos pelos: justo hoy, cuando la familia Mohedano parece haber llegado a un acuerdo sobre el reparto de la herencia, quizá quepa preguntarnos qué legado dejará la tonadillera de Chipiona en el imaginario de sus supervivientes. Tal vez, un aire de leyenda y de vanguardia, como su ya centenaria rival y maestra Concha Piquer, que todavía sigue emocionando cuando en los viejos discos ocasionalmente remasterizados nos anuncia,por mor de Quintero, León y Quiroga, que alguien busca en las tabernas un pecho tatuado con nombre de mujer o que las queridas de posguerra siempre fueron las otras, las que llevaban un anillo sin una fecha por dentro. Rocío Jurado llegó a cantar estas coplas en la versión censurada, hasta el punto de que los ojos verdes se apoyaban en el quicio de la celosía y no en el de la mancebía. Recobró la versión original para aquel espectáculo que se tituló Azabache, un homenaje a la copla en forma de musical de Broadway, sin Isabel Pantoja pero con Imperio Argentina, Juanita Reina y una jovencísima María Vidal a la que la afición sigue echando de menos.

Cuando el tiempo imponga el veredicto de la distancia, quizá no recordemos estas recreaciones de la Jurado, tan excesivas y tan excelsas como si la voz tenue de Miguel de Molina se hubiera visto abducida por la tesitura tridimensional de Plácido Domingo. Supongo que la historia también pasará de puntillas sobre sus indudables cualidades flamencas que se pusieron pronto de manifiesto durante el célebre concurso de Jerez de la Frontera de 1962. Y por su cinematografía, polvo de estrellas y nunca mejor dicho.

Pero quedará -hagan apuestas¯su cálida renovación del repertorio de la copla, cuando el testigo del trío mágico y magistral ya mencionado, o de aquellos otros Valerio, Ochaíta, Solano o Salvador Valverde, era tomado por Manuel Alejandro -Señora, Lo siento mi amor, Como yo te amo-, por José Luis Perales -con ese impecable standard de la nostalgia que es el Qué no daría yo¯o por muchos otros compositores y letristas entre quienes figura Antonio Burgos: «Ahora ya, en cuanto me ponga una mijita mejor, te vas a venir una semanita con Isabel, tu mujer, a Yerbabuena, y allí verás tú cómo te cuento todo lo que quiero decirte para ese libro que tenemos que hacer y que yo no quiero que escriba nadie que no seas tú. Verás tú qué libro más bonito nos va a salir », le dijo la chipionera, pocos días antes de morir, a este escritor sevillano cuya infancia veraneaba en Rota.

Bajo aquel compromiso que la muerte impidió cumplir, Burgos ha escrito y publicado Rocío, ay mi Rocío (Editorial La Esfera de los Libros), una pesquisa literaria, periodística y sentimental, similar en cierta medida a las que ya firmó en torno a las peripecias vitales de Juanito Valderrama y de Curro Romero, pero que él ha definido, en este caso, como «un retrato apasionado de Rocío, más que de Rocío Jurado, de Rocío Mohedano». La historia suele ser injusta con la calidad humana y es probable que los años sepulten para la eternidad su atlántico aire de mamma mediterránea, su poderío de madonna, su aire jovial de muchacha de los 50, que acude al cine de verano envuelta en una rebeca o que escucha medio en secreto Strangers in the night de Frank Sinatra o una petenera de la Niña de los Peines, emergiendo a compás por una radio de madera bajo paño de cretona.

Burgos la define -y quizá ese sea su mejor epitafio musical¯como una navaja suiza que lo mismo cantaba por Pastora Pavón que por Barbra Streissand. Hasta llegó a cantar bien el Himno de Andalucía, en una secuencia de su mejor película, La Lola se va a los puertos, de Josefina Molina, basada en el libreto de los hermanos Machado. Y lo cantó de lujo, lo cual no sólo resulta sumamente difícil tratándose de dicha partitura, sino sencillamente milagroso. Como ella misma.



Chipiona conmemora hoy la fecha con «fervor íntimo y recogimiento»

(Por LavozDigital) D.P/Chipiona 06/01/2007

Chipiona conmemora hoy la fecha El alcalde de la localidad anuncia que «el pueblo se volcará con Rocío, pero en el aniversario de su cumpleaños»

Una ofrenda floral y una misa por su alma. Chipiona, el pueblo de Rocío Jurado, que la despidió multitudinariamente, no quiere que la conmemoración del aniversario de su muerte se torne una excusa para frivolizar. «Es una fecha para recordarla aún con más intensidad si cabe que el resto del año», apunta su alcalde, Manuel García, «pero de una forma íntima, sin alharacas».

Para que paisanos tengan ocasión de rendirle homenaje público, el Ayuntamiento ha convocado a toda la población a una ofrenda floral que tendrá lugar en el cementerio municipal, a las 12, al mediodía.

«Nos parece un acto simbólico que no cae en el exceso y servirá para expresar nuestro dolor colectivo», explicaba el primer edil, que entiende que la identificación entre la artista y su pueblo era tal que «Chipiona era Rocío Jurado y Rocío Jurado, Chipiona».

Además, la tradicional misa por su alma que se brinda al difunto al año de su fallecimiento, tendrá lugar en la Parroquia de Nuestra Señora de la O, a partir de las 8.30, y contará con la presencia de numerosos representantes institucionales.

«Lo que sí celebraremos, y por todo lo alto, será el aniversario de su nacimiento, ya que ése fue un momento histórico para nuestra localidad, y del que todos sus paisanos tenemos que congratularnos», declaró ayer el alcalde de Chipiona, Manuel García.



Una antología completa de Rocío Jurado rinde homenaje a la chipionera en el aniversario de su muerte

(Por Sevilla Press) 06/01/2007

Un año después de la muerte de Rocío Jurado sale al mercado ‘La Copla. Los grandes éxitos de la canción española’, un doble CD más un DVD con todos los éxitos de la artista chipionera.

Los dos CD contienen un total de 38 canciones, entre las que se encuentran clásicos como ‘Tatuaje’, ‘Ojos verdes’, ‘Rocío’, ‘Tengo miedo’, ‘La bien pagá’, ‘Y sin embargo te quiero’, ‘Romance de la otra’ o ‘La zarzamora’. Todas con arreglos y dirección de orquesta de músicos de la categoría de Gregorio García Segura, Ricardo Miralles, Jesús Bola o Rafael Ibarbia.

Por su parte, el DVD ofrece diez canciones extraídas de los archivos de TVE, grabadas por la chipionera entre 1969 y 1992. ‘Un clavel’, ‘Tus cinco toritos negros’, ‘Soy de España’, ‘Amor marinero’ o ‘Viva el pasodoble’, son algunas de ellas.

Por deseo expreso de su hija Rocío Carrasco, —que ha cedido gentilmente la fotografía de la portada y ha aprobado el repertorio del álbum—, se incluye la ‘Canción del fuego fatuo’, de Manuel de Falla, extraída de la película ‘El amor brujo’, dirigida por Carlos Saura en 1986, y de la que Rocío Jurado hace una versión.



Rocío… siempre

(Por ElPuebloDeCueta.es) Domingo Ramos 05/31/2007

Domingo RamosQueriendo expresar el más sincero de los aprecios por su arte, con motivo de su fallecimiento publicamos el pasado año el siguiente artículo referido a la sin igual artista Rocío Jurado, chipionera, gaditana, andaluza y española y que por mor de los duendes que también se interponen en el ordenador, se publicó incompleto, con algunos cambios de sentido en sus párrafos, por lo que hemos decidido darlo a la luz de nuevo, en este primer aniversario de su muerte, en homenaje a la genial artista que hace un año nos dejó para siempre.

De “Quien será la Culpa” de esta “Soledad sin Remedio” en que nos dejó sumidos, Maria del Rocío Trinidad Mohedano Jurado, Rocío Jurado (q.e.p.d.).

“La Mas Grande”, “La Niña de los Premios” (con que fue distinguida cuando empezaba su carrera en Madrid en el año l959, su “Punto de Partida”), Premio Nacional al Cante Flamenco, Lady España, Lady Europa, Medalla de Oro al Mérito Turístico de Chipiona, su pueblo, Medalla de la Junta de Andalucía, Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, Hija Predilecta de la Provincia de Cádiz, innumerables trofeos en Estados Unidos, en toda América Latina, cinco Discos de Platino y mas de treinta de Oro. Y así seguiríamos relacionando infinitamente distinciones, premios, trofeos, todos merecidísimos a esta embajadora de la canción española, del flamenco más puro, “La Voz de España”, cuyo exquisito arte fue derramando por toda la geografía universal. Rocío Jurado tenía también logrado el mejor premio: su entrega a los demás. “Madre” con desmesurado amor y dedicación a los suyos que le parecieron pocos y aumentó con dos adorados hijos adoptivos. Con “Amor Callado”, constante “Como las Alas al Viento”, adorable esposa (¡“Como yo te Amo”, ¿ cuantas veces habrá dicho esta frase a su entregado esposo José Ortega Cano?, Nadie te Amará…¡). Era un símbolo de laboriosidad y entrega, era una auténtica “Señora” en toda la extensión de la palabra.

En su última aparición en Televisión Española el veinte de diciembre del año pasado como “Un Clavel” con las garras del cáncer en sus pétalos, ese mal que la fue minando durante interminables días, dio muestras, una vez más, del arte que todavía conservaba, de su entereza y resignación cristiana y, aun cuando todos le susurraban “A que no te vas”, esa actuación se convirtió en la última presencia, en la despedida no deseada de las pantallas y escenarios de la gran e irrepetible artista.

Si “Amanece” en el Cielo, allí estará, seguro, Rocío Jurado entonando “Soledad sin remedio” y su esposo José Ortega Cano, hijos, demás familiares, allegados, amigos y admiradores en general, pensando que “Algo se me fue contigo”, algo inexplicable con la siempre interrogante “De quien será la culpa” que, en plena madurez, nos haya abandonado ese “Volcán de Amor y Fuego” que cual “Paloma Brava”, salió volando hacia las manos del Señor que, todopoderoso y bueno, la acogerá en su seno, como bien se merecía Rocío por su religiosidad, su bondad, su entrega a los demás y, en definitiva, su ejemplo de vida. Por eso, como se titulaba el último disco grabado por “La Mas Grande”, recordaremos, por mucho tiempo que pase, a “Rocío…siempre”



Numerosos actos en homenaje a la figura de Rocío Jurado

(Por Gaceta de Costa Ballena) Vanessa 05/04/2007

Monumento Rocío JuradoA pesar de que ya se acerca el primer aniversario de la muerte de la artista chipionera Rocío Jurado, son múltiples las noticias que aún sigue generando, sobre todo, centradas en honrar su memoria.El pasado mes de abril se daba a conocer el nombre del escultor que realizará la imagen de la artista que se colocará en el mausoleo de la misma. Concretamente el agraciado con este honor va a ser Luis Sanguino.

El Ayuntamiento de la localidad, ya ha anunciado que asumirá los 150.000 euros de presupuesto de la obra, que se ubicará en el cementerio de San José y que se espera que esté lista a principios de junio coincidiendo con el aniversario de su fallecimiento. Según se ha adelantado, en la escultura la artista aparecerá enfundada en una bata de cola, que nace de las olas del mar, mientras un ángel flamenco baja del cielo para llevársela.

Otro de los acontecimientos que tendrán lugar en honor a la chipionera en las próximas fechas, será concretamente el 12 de mayo, día en el que amigos de la infancia, vecinos y compañeros de profesión se reunirán en Chipiona para rendirle tributo y conmemorarlo como el Día Internacional Rocío Jurado.

La familia de la chipionera está al tanto de todos los preparativos y se han mostrado muy ilusionados por esta muestra espontánea por parte de los vecinos y amigos.

La jornada comenzará en el cementerio municipal, donde se le hará una misa rociera y se le entregarán cientos de flores.

Luego, en procesión, se hará una visita a la casa en la que nació, donde se descubrirá una placa conmemorativa. Por la tarde, en los cines municipales se proyectarán vídeos de actuaciones, fiestas patronales y todo tipo de eventos en los que participó la artista. Además se emitirá un vídeo especial con los mejores momentos de su vida. Tras las proyecciones, este día finalizará en las puertas de su casa Mi abuela Rocío. Allí se dejarán velas y flores.

Por su parte, desde la asociación turístico hostelera de Chipiona, Athos, se ha solicitado al Ayuntamiento que en el aniversario de su muerte, se celebre una misa oficial que culmine con una entrega de flores en el cementerio.

Page 223 of 226