www.chipiona.net

tu punto de encuentro

Gallery View

Tuesday, 11 July 2017 12:17

Cruz Roja Española ofrece consejos frente al calor a 3.400 personas mayores por teléfono

Written by  admin
  • font size decrease font size decrease font size increase font size increase font size
  • Print
  • E-mail
Rate this item
(0 votes)

Debilidad, fatiga, dolor de cabeza, falta de apetito, insomnio o calambres son algunos de los efectos negativos que las altas temperaturas pueden tener sobre nuestra salud.

“¿Qué cantidad de líquido bebe durante un día normal de verano? Se recomienda beber al menos un litro y medio de agua al día para mantenernos sanos, incluso aunque no tengamos sed o no sintamos especialmente el calor”. Cada día, los voluntarios y voluntarias de Cruz Roja Española ofrecen consejos como este a través del teléfono a personas mayores de 65 años, con el objetivo de prevenir el intenso calor que se espera en estos días.

La Institución ha comenzado la campaña de sensibilización ‘Ante el calor…yo me protejo’, dirigida principalmente a personas mayores, al tratarse, junto a los menores, de uno de los colectivos más vulnerables ante las altas temperaturas, y por tanto quienes deben tomar más precauciones estos días, para evitar problemas de salud.

 

El voluntariado llama durante estos días a más de 3.400 personas de diferentes localidades de la provincia, entre los usuarios que participan en el programa de Atención a Personas Mayores de la organización. Estas llamadas vienen a reforzar el seguimiento telefónico que los voluntarios realizan de manera periódica con estas personas, para interesarse por su estado de salud, para hacerles compañía y -en campañas puntuales como esta- ofrecer información práctica.

Las altas temperaturas pueden producir efectos negativos sobre nuestra salud como debilidad, fatiga, dolor de cabeza, falta de apetito, insomio o calambres. Entre los consejos para evitarlos, se recomienda por ejemplo llevar siempre a mano una botella de agua pequeña, y beber de ella a pequeños sorbos; tomar un vaso de agua cada dos horas. O sustituir el agua por otros líquidos, evitando el exceso de cafeína, alcohol o bebidas con azúcares añadidos (son buenos los zumos naturales, por ejemplo).

También se recuerda e insiste que entre el mediodía y las 18:00 de la tarde se evite la exposición directa al sol o el ejercicio al aire libre, y usar gorras, sombreros o viseras que impidan el efecto directo del sol sobre la cabeza.

A quienes viajen con personas vulnerables se les sugiere prestar especial atención a los cambios bruscos de temperatura que se producen al entrar y salir de los vehículos y que pueden afectar a los pasajeros del mismo. Tomando las precauciones necesarias, se recomienda aumentar progresivamente la temperatura del interior del mismo.

En el hogar, se aconseja permanecer en las estancias más frescas de la casa, bajar persianas y echar las cortinas para evitar que el sol entre directamente. Si se dispone de aparatos de aire acondicionado, mantener una temperatura constante, evitando niveles muy bajos para evitar grandes cambios de temperatura al salir al exterior o cambiar de estancia.
En cuanto a comidas, se sugiere especialmente tomar alimentos ligeros que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (que contengan ensaladas, frutas, verduras, gazpachos o zumos). Y si se sufre algún problema de salud, se debe consultar con el médico de cabecera, pero sobre todo, no debe automedicarse.

Para las personas que vayan a exponerse al sol en la playa, en la piscina o en el campo, cabe recordar consejos básicos, pero fundamentales para prevenir y cuidar la salud, como utilizar una protección solar adecuada, aplicándola 30 minutos antes de salir de casa y de forma generosa; y protegerse la cabeza con un gorro o sombrero. Protéjase los ojos: las gafas de sol deben tener protección 100% frente a rayos ultravioletas y radiación azul visible.

Esta campaña es una de las mucha iniciativas llevadas a cabo por Cruz Roja Española en Cádiz para promocionar hábitos de vida saludable entre la población general, y muy especialmente entre las personas mayores de 65 años. A través del proyecto ‘Envejecimiento Saludable: Salud Constante’, por ejemplo, el voluntariado hace seguimientos domiciliarios del estado de salud de personas mayores; se organizan actividades en grupo que fomenten el ejercicio físico, como paseos saludables en la playa; así como charlas sobre alimentación y prevención de enfermedades cardiovasculares.

Login to post comments